Política

¿Inocencia o connivencia? Alertan que varios organismos del estado giran fondos al kirchnerismo

El ala política dentro del Gobierno, molesta por los fondos que la Anses, el PAMI, Trabajo y Desarrollo Social todavía le giran a los polìticos y organizaciones sociales kirchneristas

frigerio monzo

La paz entre lo que queda del kirchnerismo en el Gobierno y el “ala política” dentro de la gestión de Mauricio Macri llegó a su fin: desde el PRO comenzaron las protestas porque, luego de nueve meses de haber asumido el poder, varios organismos y programas nacionales diseminados en todo el país todavía mantienen directores y estructuras de dirigentes y empleados kirchneristas. incluso de La Cámpora.

Esas estructuras paralelas bloquean la gestión macrista, favorecen a dirigentes locales del Frente para la Victoria con miras a las elecciones legislativas de 2017 y dirige recursos millonarios -de los que no existen siquiera registros- a los gobernadores del kirchnerismo. Pero estos sólo los distribuyen a intendentes y dirigentes locales peronistas.

Se da el caso paradójico, denuncian, de que muchos intendentes de Cambiemos de provincias gobernadas por el FPV no reciben su parte de los fondos nacionales que gira Macri, a quien ayudaron a ganar en 2015, porque se los bloquean los gobernadores.

El “ala política” del PRO está liderada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Ambos atienden los reclamos de dirigentes de Pro de todas las provincias.

Sin embargo, Marcos Peña defiende la gestión: en una reunión con el director de Aysa y operador partidario en el Norte, lanzó: “No somos lo mismo: no vinimos a hacer kirchnerismo, sino un cambio real”. Ello implica, dijo, “no usar los cargos nacionales para hacer política; Macri ganó y ganará las elecciones sin aparato”.

El ala política rescata la gestión nacional, pero critica la falta de criterio político. Pusieron en la mira a los ministros y responsables de las áreas con delegaciones en las provincias: la Anses, que dirige Emilio Basavilbaso; el PAMI, de Carlos Regazzoni, y los ministerios de Trabajo, de Jorge Triaca, y de Desarrollo Social, de Carolina Stanley.

En el Gobierno ponen de relieve que las delegaciones de la Anses en todo el país son casi como municipios paralelos: antiguos directores regionales llegaron a intendentes: Walter Festa, en Moreno; Leonardo Nardini, en Malvinas Argentinas, y Juan Ustarroz, en Mercedes.

También observan que en la provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal distribuye recursos entre intendentes y organizaciones sociales kirchneristas, como el Movimiento Evita, de Emilio Pérsico, sin estricto control de la ejecución de los fondos y sin negociar nada a cambio.

“Si les damos recursos, al menos hay que poner la condición de que no nos tiren piedras, no pongan palos en la rueda ni conspiren”, señalan en. En nombre de la paz social, muchos dirigentes locales de Cambiemos se sienten postergados, pese a que ayudaron en la campaña de 2015.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

¿Sobornos? Denuncian que Scioli utilizaba como propio un avión de un millonario italiano

El fiscal Álvaro Garganta sospecha que el ex gobernador usó un avión lujoso de Mario Continidurante 2014 y 2015 para la campaña presidencial. ¿Cómo fue el rol del empresario aeronáutico Gustavo Carmona?

Gobierno le daría a los piqueteros para que manejen una caja millonaria

Emilio Pérsico ya presentó los papeles. Y desde el Estado afirman que “si todo lo presentado está bien” el trámite avanzará