Internas en el PRO

Interna Monzó-Peña: “Si seguimos así, en vez de timbreo vamos a hacer ring raje”

Emilio Monzó, actual presidente de la Cámara de Diputados, estaría quedando afuera de su rol como armador político y aumenta su enfrentamiento con Marcos Peña

monzo

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien fuera uno de los promotores de la alianza Cambiemos del PRO con los radicales y la Coalición Cívica, parece estar cada vez más lejos del macrismo, al perder la batalla por el control del armado bonaerense a manos de la gobernadora María Eugenia Vidal.

No fue casual que Monzó dejara trascender en las últimas horas sus profundas diferencias con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y cierto interés por acercarse al peronismo ortodoxo personificado en Sergio Massa o el más orgánico junto a Florencio Randazzo.

Así confiaron a DyN allegados al titular de la Cámara baja, quienes dejaron en claro las discrepancias con Peña: “Nosotros hacemos política, los otros hacen marketing”.

Voceros consultados por la Agencia DyN confirmaron las serias discrepancias que Monzó mantiene con un sector del gobierno nacional, tras ser relegado de su rol de armador político y su acercamiento al peronismo no kirchnerista.
“Emilio no va a ser más el armador político del PRO”, avisó un importante diputado del macrismo, quien completó que “todo quedó en manos de Vidal”, que será proclamada el próximo 2 de octubre como la nueva presidenta del PRO en la Provincia.

Además, según el informante, Monzó entiende que su papel como titular de la Cámara de Diputados “le impide intervenir en el armado político, ya que algún gobernador podría tomar alguna represalia y enviar a sus diputados a jugar en contra”.

Pero la verdad es que el diputado dejó trascender a través de sus allegados que “antes al menos tenía una motivación porque enfrente estaba el kirchnerismo”, pero ahora “ni el Presidente lo escucha”.

Ya no es un secreto que el peronista más visible del macrismo “no se habla con la mitad del gabinete”, y la muestra fue cuando el titular de Energía, Juan José Aranguren, fue a Diputados a defender la política tarifaria: el funcionario se quedó solo en medio de una encerrona kirchnerista.

Incluso Monzó ya “no asiste” a las reuniones de la mesa chica de los viernes, que se hacen en la Residencia de Olivos junto al presidente Mauricio Macri.

Las diferencias con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, son fuertes, no sólo toda vez que desde el “monzonismo” dicen “nosotros hacemos política, los otros hacen marketing”; sino también cuando el bonaerense se declaró en rebeldía con el “timbreo del PRO”, que según su lógica debería ser “un ring raje”.

“Cuando éramos oposición estaba bien el timbreo, tenía un objetivo, pero ahora vamos a tocar el timbre para explicar qué, la gente quiere soluciones. Vamos a tener que ir disfrazados de payaso para que no nos llenen la cara de dedos”, comentó un operador del gobierno más cercano al ala política.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

La insólita revelación de Hebe de Bonafini sobre Milagro Sala

A pocas horas del comienzo de una nueva Marcha de la Resistencia, la titular de Madres de Plaza de Mayo, pidió por la “pronta liberación” de la detenida líder de la Tupac Amaru