Sociedad

Mató a su hija con un crucifijo porque estaba “poseída”

La mujer de 49 años se lo clavó en la garganta y la golpeó porque, según declaró tras su detención, la víctima tenía el diablo dentro de su cuerpo

mujer poseida

Juanita Gómez, de 49 años, está acusada de matar a su hija Geneva Gómez, de 33, por clavarle un crucifijo en la garganta.

El hecho ocurrió en Oklahoma, Estados Unidos. El cuerpo de la joven fue hallado por la Policía de esa ciudad el pasado 27 de agosto. El cadáver estaba colocado en forma de cruz.

Dos días después del macabro hallazgo, Gómez fue detenida y, en su declaración, confesó haber cometido el asesinato debido a que su hija estaba “poseída por Satanás”.

En los registros policiales dice que ella admitió haber “golpeado a su hija y haberle introducido a la fuerza un crucifijo por la garganta hasta que empezó a salirle sangre por la boca.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO