Escándalo en Brasil

Brasil y Michel Temer: dos años de mandato para desactivar una bomba de tiempo

El nuevo gobierno estará permanentemente amenazado por cuestiones de legitimidad popular y de orden judicial. ¿Cuáles serían sus propuestas más ambiciosas?

Ya confirmado como nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), tiene por delante un camino repleto de desafíos económicos, políticos, sociales y hasta judiciales que podrían complicar su corto mandato, de dos años y cuatro meses.

“Temer enfrenta un verdadero campo minado y poco tiempo para desactivar las bombas que le dejaron. Su prioridad debe ser económica: revertir la recesión, frenar el desempleo y volver a crecer. Para las duras medidas de ajuste que deberá tomar necesitará amplio apoyo político y ya hay roces con su principal aliado, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que le impone no desviarse del plan de austeridad”, comentó Ricardo Ismael, profesor de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro.

Según detalla el diario La Nación, lo más probable es que Temer, un hábil negociador político en bastidores con gran experiencia en la Cámara de Diputados, deje hasta después de los comicios sus propuestas más ambiciosas: el establecimiento de un techo para el gasto público y una reforma del sistema jubilatorio.

Más allá de los problemas económico-políticos que encabezarán sus preocupaciones, el nuevo gobierno de Temer estará permanentemente amenazado por cuestiones de legitimidad popular y de orden judicial.

Para los economistas, será importante que reitere que no piensa buscar un nuevo mandato en las elecciones de 2018. “Si no, su figura será aún más divisiva para el país”, subrayó, y recordó que goza hoy de una popularidad de apenas un 13%, según las encuestas.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015