Movidas Solidarias

Para los más chiquitos: la divertida intervención del tomógrafo del Garrahan

El hospital "tuneó" la sala de resonancia para que entrar en la tenebrosa máquina sea una aventura y no un cuento de terror

martes 30 de agosto de 2016 - 7:53 pm

Un momento estresante, de muchos nervios, se puede transformar en un juego gracias a esta increíble implementación que se hizo en el Hospital Garrahan. El nuevo resonador magnético está instalado en una sala diseñada especialmente para eso: calmar a los chicos y evitar el trauma de esta clase de estudios.

garrahan

Antes de ir a la sala, los nenes reciben un mapa para ayudar a un extraterrestre a encontrar su nave espacial. Sí, el resonador magnético. Para llegar hasta ahí los chicos tendrán que pasar primero por una mina abandonada, encontrar un fósil de dinosaurio y un diamante, luego atravesar una cascada y la puerta de una ciudad perdida en el medio de la jungla que los llevará hasta la nave.

LEA MÁS  El top ten de las nuevas especies de 2018

Ahora, los chicos se puedan hacer un estudio que puede resultar traumático sin pasar por los nervios y la ansiedad. Según explicaron los médicos, incluso sirve para que los nenes más grandes eviten la anestesia general. Una idea brillante implementada en un hospital argentino.

CrFWQdIWAAA2Kpm CrFWQyCXgAAUL7S CrHp_RtXYAA5Ie7

COMENTARIOS