Crisis en Venezuela

Venezuela en crisis alimentaria: aumenta el gasto de importación de comida

El Gobierno de Nicolás Maduro está comprando productos básicos en el extranjero a un precio abultado, en algunos casos casi al doble de su valor de mercado

La situación de crisis en Venezuela sigue preocupando. Imágenes de venezolanos rebuscando en la basura para encontrar alimentos, como las que han vuelto a circular esta semana en las redes sociales, no detienen la usura de quienes participan en la corrupción facilitada por el chavismo.

Según detalla el diario ABC, el Gobierno de Nicolás Maduro está comprando productos básicos en el extranjero a un precio abultado, en algunos casos casi al doble de su valor de mercado.

El sobreprecio, que reduce aún más las escasas reservas internacionales del país, es para el pago de intermediarios y de comisiones para funcionarios.

En el mes de julio, la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) aprobó la compra de aceite de soja, maíz amarillo y trigo por valor de 197,1 millones de dólares, cuando el precio internacional de los cargamentos comprometidos estaban en 106,7 millones, lo que supone un sobreprecio de 90,4 millones de dólares.

Se trata de tres mercancías, entre otras adquiridas por Corpovex, cuyo precio real pagado en origen es fácil de determinar, pues su cotización no varía según los lugares de cultivo, sino que está estandarizada a nivel mundial.

Así, de acuerdo con los documentos de Corpovex, en julio se aprobó la compra de 50.000 toneladas de aceite de soja a 970 dólares la tonelada, cuando el precio en el mercado era de 668,8 dólares. Por ese suministro se autorizó pagar 48,5 millones de dólares, lo que supone un sobreprecio de 15,1 millones.

Mayor desviación ocurrió en la compra de maíz amarillo, adquirido a 357 dólares la tonelada, cuando su precio general era casi la mitad: 162,4 dólares. Por 330.000 toneladas, Venezuela hizo frente a una factura de 117,8 millones de dólares, con un sobrecoste de 64,2 millones de dólares.

En cuanto al trigo, se realizó una compra de 150.000 toneladas, por las que se pagaron 30,8 millones de dólares; es decir, a 205,9 dólares la tonelada. Su precio real era de 131,5 dólares la tonelada, por lo que Venezuela pagó 11,1 millones de dólares de más.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”