Corrupción K

Ruta del dinero K: Fariña dijo que Cristina Kirchner ya debería estar presa

En una entrevista con Luis Majul, el valijero aseguró que la ex presidenta sabía del circuito que explotó las arcas del Estado. También cargó contra el accionar de la AFIP

Mientras la Justicia lleva adelante la investigación por la llamada “Ruta del dinero K”, Leonardo Fariña sigue brindando información sobre las complicidades en el entramado que tiene a la ex presidenta Cristina Kirchner procesada, y que apunta también a su círculo más cercano de colaboradores.

Durante una entrevista con el programa La Cornisa, el valijero demandó que la ex mandataria vaya presa por entorpercer el curso de investigaciones judiciales.

Te puede interesar:

Concretamente, Fariña dijo que cuando los holdouts comenzaron su campaña para encontrar dinero argentino en el exterior para poder embargar y cobrarse la deuda en medio del conflicto que el kirchnerismo asumió y enarboló como “Patria o Buitres”, se encontraron movimientos de dinero de Lázaro Báez en Nevada, Estados Unidos, y que el gobierno kirchnerista lo omitió.

También cargó contra el accionar de la AFIP frente a las facturas “truchas” derivadas de la obra pública que Lázaro Báez expedía desde la provincia de Santa Cruz.

Para Fariña, la “verdadera mesa chica” de Cristina Kirchner eran Oscar Parrilli y Carlos Zannini, aunque aseguró que todos, desde el ex ministro de Economía Axel Kicillof hasta Julio De Vido y pasando por el detenido José López, sabían del circuito corrupto que explotaba las arcas del Estado.

Mirá la entrevista completa de Leonardo Fariña con Luis Majul:

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición