Judiciales

Operación fuga: CFK cedió bienes a sus hijos para evitar que los atrape la Justicia

El hecho ocurrió tres días después de su primer procesamiento y un mes y medio antes de que todos sus bienes quedaran inhibidos. ¿Qué propiedades quedaron a nombre de Máximo y Florencia?

Cristina Kirchner se mueve judicialmente, para no quedar atrapada de la Justicia. Ocurrió tres días después de su primer procesamiento y un mes y medio antes de que todos sus bienes quedaran inhibidos.

Según detalla el diario La Nación, el lunes 16 de mayo pasado, la ex presidenta cedió a sus hijos inmuebles que formaban parte de su patrimonio.

Lo hizo en medio de sus visitas a Buenos Aires y cuando el frente judicial en su contra avanzaba sin pausa. Así surge de por lo menos tres informes de dominio del registro oficial de Santa Cruz.

La protagonista mencionó la cesión de bienes a Máximo y Florencia Kirchner en uno de los descargos que hizo este año a través de Facebook.

“El 50% de los activos financieros, los bienes muebles y los inmuebles que me correspondieran en concepto de bienes gananciales en la sucesión de Néstor Carlos Kirchner fueron cedidos legítima y legalmente a mis hijos, dentro del expediente sucesorio”, dijo.

LEA MÁS  Ordenan investigar el patrimonio del ex juez Oyarbide

La información surgió luego de que se accedió a la nomenclatura catastral de inmuebles de los Kirchner y solicitó información al Registro de la Propiedad Inmueble de Santa Cruz. Este organismo dio como respuesta informes de dominio sobre tres terrenos.

El primero de los informes está referido a un predio de 4,4 hectáreas en El Calafate (de nominación catastral “fracción CLIX”) que los Kirchner compraron en 2007 por $ 264.638, es decir, a $ 6 el metro cuadrado. En el Registro de la Propiedad Inmueble el primer asiento de esa propiedad indica que el lote fue adquirido a nombre de Cristina Kirchner, a pesar de que en las declaraciones juradas siempre fue declarado como de Néstor (y desde 2011, como “herencia”).

LEA MÁS  Investigan a De Vido por un hospital pagado, pero que nunca se terminó en Chaco

El asiento N° 2 es el de mayo de este año: allí se registra el 50% del lote a nombre de Máximo y el otro 50%, a nombre de Florencia. Y se agrega: “Inscripción de inmueble por adjudicación en sucesión: autos caratulados Kirchner Néstor Carlos s/ sucesión”.

El segundo de los documentos es sobre una parcela de 1,8 hectáreas, la “manzana 192 B”, también en El Calafate. En este caso es Néstor Kirchner quien figura como comprador inicial, en 2007. Lo adquirió por $ 136.935, es decir, a $ 7,5 el metro cuadrado, el valor fiscal de la tierra en Santa Cruz en aquel momento. Fue parte de la compra de más de 200.000 metros cuadrados que los Kirchner realizaron en la década pasada.

En este inmueble, Cristina nunca llegó a figurar como titular en el Registro de la Propiedad: el primer asiento es de 2007 y el siguiente es recién de mayo de este año, cuando fue anotado a nombre de los dos ex hijos presidenciales en partes iguales.

LEA MÁS  Piden juicio político para los jueces que avalaron la paritaria bancaria

El último informe de dominio es sobre un predio de 3,6 hectáreas que fue inscripto a nombre de Cristina Kirchner en febrero de 2007, cuando aún era primera dama.

El último asiento se registró el 16 de mayo de 2016, cuando se inscribe la titularidad de predio a nombre de Máximo y Florencia Kirchner.

Se trata de la “quinta 10 A”, adquirida a 150.000 pesos. Sobre ese lote fue ampliado el hotel boutique Los Sauces, un complejo que mantiene la fachada típica de casa de campo patagónica, aunque en su interior guarda una decoración temática y refinada y suites distribuidas en cuidados jardines internos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Siguen los cortes: 20.000 usuarios sin luz en Capital y el conurbano

Según los datos oficiales, un total de 15.389 clientes de Edesur sufrían dificultades en los barrios porteños de Flores, Caballito, Boedo, Parque Chacabuco y San Cristóbal

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/corte-1.jpg

Filtran un nuevo audio de Nisman: “Aunque quieran matarme, esto no tiene retroceso”

alberto-nisman_0 http://www.nexofin.com/archivos/2016/05/alberto-nisman_0.jpg

La transcripción del diálogo de agosto de 2014 forma parte de Memorándum, el nuevo libro de Berliner