Ciencia

Hallan muy cerca de la Tierra un planeta que puede ser habitable

Se encuentra en la órbita de la estrella Próxima Centauri, ubicada a "apenas" cuatro años luz del Sistema Solar. Se encuentra en una región que le permitiría albergar agua líquida sobre su superficie

miércoles 24 de agosto de 2016 - 4:08 pm

Un equipo internacional de astrónomos, liderado por el español Guillem Anglada-Escudé, de la Universidad de Queen Mary en Londres, y en el que participó el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), acaba de anunciar el descubrimiento de un planeta potencialmente habitable relativamente cerca de la Tierra.

Se trata de Próxima b, que se encuentra en la órbita de la estrella Próxima Centauri, la más cercana al Sistema Solar, a poco más de cuatro años luz.

LEA MÁS  San Juan: descubrieron el dinosaurio gigante más antiguo del que se tenga registro

La distancia, si bien insuperable actualmente, es formidablemente más corta que la que nos separa de la mayoría de los candidatos a albergar vida, lo que podría convertir este mundo en el primer objetivo para un futuro viaje interestalar.

Características prometedoras

Próxima b es probablemente rocoso, un poco más masivo que nuestro planeta y se encuentra en la región en torno a su estrella que le permitiría albergar agua líquida sobre su superficie. Así se indicó en la descripción que aparece publicada en la revista Nature.

LEA MÁS  Cuál es la mejor hora para leer según la ciencia

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Las condiciones en la superficie en este planeta pueden verse fuertemente afectadas por las llamaradas de rayos X y de radiación ultravioleta procedentes de la estrella, mucho más intensas que las que experimenta la Tierra con respecto al Sol.

De existir, la atmósfera del planeta podría estar evaporándose lentamente, o tener una química más compleja que la de la Tierra.

LEA MÁS  ¿Qué comían las personas mil años atrás?

Próxima Centauri, una fría enana roja de la constelación de Centaurus, es demasiado débil para poder ser observada a simple vista sin ayuda, pero en los últimos meses los científicos no le han quitado ojo.

COMENTARIOS