Educación

Decadencia argentina: 5 años de retraso escolar con respecto a los países con mejor rendimiento

Lo advierte un informe de ex presidentes y ex ministros del área. Compararon a los alumnos argentinos con los chinos de Shangai en las pruebas internacionales. Proponen seis claves para revertir la situación

Cifras que muestran claras diferencias a nivel de educación. Los estudiantes latinoamericanos tienen un nivel de aprendizaje equivalente a 5 años menos de escolaridad que el de sus pares de Shanghai.

Según indica el diario Clarín, el cálculo surge de las pruebas PISA, que evalúan el desempeño de los alumnos de 15 años. En la última edición, los alumnos de Shangai ocuparon el primer puesto a nivel mundial, con 613 puntos.

Los chicos argentinos obtuvieron 388 puntos: una diferencia de 225. Un año de escolaridad equivale a 40 puntos de PISA: según esta escala, un alumno argentino de 17 años alcanza un nivel de aprendizaje equivalente al de un estudiante chino de 12.

El dato fue señalado por Ariel Fiszbein, director del programa de Educación de Diálogo Interamericano, una organización de líderes regionales que elaboró el informe Construyendo una educación de calidad: un pacto con el futuro de América Latina, presentado ayer en la sede porteña de la Organización de Estados Iberoamericanos.

El documento, firmado entre otros por los ex presidentes Ricardo Lagos (Chile) y Ernesto Zedillo (México), sugiere políticas para mejorar la educación en América Latina.

El informe propone reformas en 6 áreas de la política educativa. La primera es invertir en desarrollo infantil temprano, para saldar las brechas de cobertura –y calidad– en la educación de los menores de 5 años. La segunda medida apunta a prestigiar la docencia.

También asegura que “mejorar la calidad docente requiere una estrategia múltiple que atraiga a los mejores candidatos a estudiar la docencia, los prepare mejor y los remunere como profesionales”.

Las recomendaciones defienden la necesidad de evaluar los aprendizajes “para fijar expectativas claras”, pero también reclaman que la información generada por los sistemas de evaluación sea utilizada en la gestión educativa.

La cuarta propuesta aboga por poner las nuevas tecnologías “al servicio de la pedagogía”. La clave de la innovación, afirman, no pasa por los dispositivos sino por los modelos pedagógicos

Una educación más “relevante” (más atenta al “desarrollo de competencias demandadas por los empleadores”) y un esquema definanciamiento que priorice la inversión educativa sin descuidar la eficiencia son los otros dos ejes del informe, que concluye con un llamado a un “pacto social por la educación”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Subte: paro de todas las líneas por la muerte de un trabajador electrocutado

Sucedió en los Talleres Colonia de la Línea H a las 2 de la mañana. El protagonista estaba arreglando un aire acondicionado