Mundo

Una joven huyó con su amante la noche de bodas y los condenaron por adulterio

La familia se empeñó en casar a la chica de 19 años contra su voluntad, pero ella estaba enamorada de otro hombre, y fue con él con quien planeó el escape

IM_20130701_VISTA03_307019868

Una joven marroquí fue condenada a cuatro meses de cárcel y una multa por haber abandonado a su marido en la misma noche de bodas y huir con su amante, también condenado a la misma pena.

El denunciante es el padre de la novia, que considera que con su actitud la joven mancilló el honor de la familia y el del pueblo entero de Imin Tanut, al sur de la ciudad de Marraquech, según cuenta el diario Ahdaz al Magrebiya.

LEA MÁS  La pesadilla del viajero: quería ir a Sydney, Australia, pero se embarcó a otra Sydney

Sucedió a principios de agosto, cuando la familia se empeñó en casar a la joven de 19 años contra su voluntad, cuando ella estaba enamorada de otro.

Al no poder oponerse a la voluntad de su familia en una región donde las tradiciones pasan por encima de los individuos, la joven fingió plegarse a los deseos del padre y preparó la boda, pero a escondidas planeó la fuga con su amante, que realizó la misma noche de bodas.

LEA MÁS  El juez que liberó al asesino de Micaela dijo estar "deprimido" y pidió licencia

El juez no dudó en castigar el amor, o mejor dicho el adulterio, e impuso a los amantes una pena de cuatro meses de cárcel y una multa de 500 dirhams (unos 50 euros).

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

“Presentismo para todos y todas”: cómo es el nuevo reglamento de presentismo para empleados públicos

casa rosada http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/casa-rosada.jpg

En medio del debate por el tamaño de las plantas estatales a nivel nacional y provincial, Cambiemos busca instrumentar un sistema biométrico unificado para rastrear el presentismo