Política

Gabriela Michetti, en un momento político y personal muy crítico

La vicepresidenta aparece involucrada por el manejo de su Fundación. También suma malos manejos en el Senado y las amenazas contra su persona

Gabriela Michetti vive actualmente un momento político y personal muy crítico. La vicepresidenta no acreditaba hasta el presente ninguna duda sobre su honra pública.

Según detalla el portal Expediente Político, sin embargo, los 245 mil pesos y 50 mil dólares, robados de su casa el 22 de noviembre de 2015, dejan muchas dudas en una causa que avanza sobre el manejo de la Fundación  SUMA, que la titular del Senado preside.

Te puede interesar:

La vicepresidenta afirmó que los 50 mil dólares se los prestó su novio, Juan Tonelli, con el objetivo de afrontar una eventual maestría “en el exterior” de su hijo Lautaro.

El restante, supuestamente, eran aportes a la Fundación. El problema que puede llegar a afrontar la vice en la causa que siguen el juez Lijo y el fiscal Marijuan, es que en apariencia dicha Fundación tiene muy pocos empleados y casi nula actividad.

Otro dato lo deja su momento político en el Senado. Es una suerte de embajadora itinerante, que tiene más viajes al exterior que sesiones presididas. La última participación la dejó muy mal parada a nivel del escaso conocimiento técnico del reglamento.

Quiso debatir desde el sillón presidencial y el experimentado Pichetto no la perdonó. Trascendió que si no hubiera sido por la intermediación de Pinedo, el titular del bloque peronista le habría lanzado una cuestión de privilegio.

Hace poco, la vicepresidenta recibió una amenaza inquietante: “Te vas a tener que comprar un auto blindado como (el presidente Mauricio) Macri porque vas a volar por los aires. Sos una reverenda hija de puta, vos y todos”, dijo la voz anónima en su teléfonica.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vuelos VIP: Entre Ríos gastará una suma millonaria en vuelos de lujo del gobernardor

En contra de la necesidad de austeridad por parte de los funcionarios, dado el delicado momento de la economía nacional, el gobierno entrerriano estima pagar una tarifa que casi duplica el valor de mercado para los vuelos de su gobernador