Caso Time Warp

Duro relato de Time Warp: “Yo tomé extasis y un chico con rastas me dio un líquido rojo”

Micaela Polivoy contó su experiencia, antes de declarar ante el juez. La joven afirma que seguirá frecuentando fiestas electrónicas aunque tiene claro que “nunca más” volverá a consumir

Un duro y fuerte testimonio sobre el caso Time Warp. Cuando Micaela Polivoy (20 años) despertó del coma farmacológico y pudo comunicarse, más de 10 días después de la trágedia, le habló a su mamá Martha del “chico de rastas”.

“Fue lo primero que se me vino a la memoria y que intenté decirle desde el Hospital Fernández: que ese chico me había dado de tomar un líquido rojo y me había robado el celular”, contó al diario Clarín la única mujer sobreviviente de la fiesta electrónica que en la madrugada del 16 de abril –hace ya cuatro meses– terminó con cinco jóvenes muertos por intoxicación y otros cinco heridos graves.

Micaela Polivoy

Micaela Polivoy

Si bien la chica apuntó a este hombre, que le habría dado el éxtasis líquido o GHB que se encontraba en su organismo –según arrojaron los resultados toxicológicos que se le realizaron– también reconoció haber consumido por su cuenta “una pastilla de éxtasis” que le suministró “un amigo de una amiga”.

“A las 12 de la noche, entramos con mis amigas. Y a la 1 tomé la pastilla de éxtasis”, relató Micaela. “Suelo ir a fiestas electrónicas pero no consumir. Esa había sido la segunda vez que tomaba”, siguió la joven, que asegura que para las 3 de la madrugada el lugar se llenó y el calor se tornó insoportable.

“Al rato, quise salir. Me separé de mi grupo y empecé a caminar por un pasillo, tenía una botella de agua en la mano pero se me perdió. Entonces, un tumulto de gente se me vino encima”, agregó.

De ahí en más, sólo recuerda “flashes”. “Uno de ellos, es del chico de rastas, que me da este líquido rojo de tomar y se lleva mi teléfono”, resumió Polivoy que tiene de testigo a una chica de Bahía Blanca, que la ayudó y resultó clave para que llegara rápido a la ambulancia que la llevó hasta el Hospital Fernández.

A pesar del paso del tiempo y de su notable mejoría –estuvo casi un mes internada, entre el Fernández y el Cemic, y de milagro no le quedaron secuelas– aún continúa en tratamiento.

“Terminé con la rehabilitación motora, estoy recuperando fuerza pero todavía falta. Por lo que me pasó, bajé 15 kilos”, explicó Polivoy que sigue procesando lo ocurrido con la asistencia de psicólogos y psiquiatras. La joven afirma que seguirá frecuentando fiestas electrónicas aunque tiene claro que “nunca más” volverá a consumir.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”