Política

Aranguren defendió en Diputados la suba de tarifas y las atribuyó a la “grave herencia”

El ministro de Energía defendió el 400% de tope y se negó al pedido de la oposición de retrotraer la medida. Julio De Vido pegó el faltazo

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, defendió hoy la suba de tarifas energéticas planteada por el Gobierno nacional, ratificó tope de 400 por ciento de aumento al gas propuesto en la última corrección, al tiempo que la oposición le reclamo que retrotraiga la medida argumentando que los incrementos no pueden ser pagados por la población y lo acusó de “incompatibilidad” para ocupar el cargo por su pasado como presidente de la petrolera Shell.
De todas maneras, el funcionario señaló que existe “un plan B” en caso que la Justicia impida los aumentos, prometió que “el servicio se seguirá prestando” y que “a nadie se le cortará el suministro por no pago”.

Aranguren se presentó hoy ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados presidido por el diputado Luciano Laspina, y flanqueado por el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, y el titular del bloque de Cambiemos, Nicolás Massot.

La convocatoria concentró la atención ante un posible cruce de Aranguren con el ex ministro de Planificación y actual presidente de la Comisión de Energía, Julio De Vido, quien finalmente no concurrió y envió una carta que leyó el diputado Héctor Recalde en la que justificó su ausencia.

En la misiva De Vido señaló que “en virtud del intento explícito del Gobierno nacional y los diputados del oficialismo de promover un debate sobre lo realizado en los últimos 12 años en materia energética, enfocándose en mi persona, en lugar de dar las explicaciones que espera la sociedad, no estaré presente en el plenario de comisiones de hoy”.

La sesión que se inició a las 14.30 y se prolongó por varias horas estuvo matizada por continuos cruces de los diputados opositores, especialmente del Frente Para la Victoria, que a viva voz interrumpían las respuestas de Aranguren al grito de: “hablá de las tarifas” cuando el funcionario justificaba las subas por la delicada situación energética que heredó la administración de Mauricio Macri.

Entre los argumentos con los que defendió la posición oficial, Aranguren reveló “que al 90 por ciento de los usuarios de luz y al 87 por ciento de los de gas les llegaron facturas menores a 500 pesos y que para las de gas a un 42 por ciento las facturas estuvieron por debajo de 400 pesos”. Sobre el tope del 400 por ciento que destacó que “fue consensuado con los gobernadores” representan tarifas que “son el 25 por ciento de las que se pagan en países limítrofes”.

Aranguren también afirmó que el cuadro tarifario aplicado “es progresiva tanto por consumo como por región”.
El ministro de Energía enfatizó que el Gobierno nacional está facultado para formular esta adecuación tarifaria transitoria a partir de la norma que decretó la Emergencia Pública en 2003 y habilitó la renegociación de contratos de servicios públicos hasta tanto se realice la Revisión Tarifaria Integral (RTI).

Aranguren confió que la RTI podrá llevarse a cabo cuando se realicen las audiencias públicas convocadas para octubre.

En tanto, el diputado radical Mario Negri, se alineó en la defensa del Gobierno y prometió que “nadie va a ahogar a la sociedad”, al tiempo que Massot dejó una frase polémica al sostener que “no percibimos dificultades profundas para poder pagar estos aumentos”.

La oposición adornó las mesas con carteles fustigando al Gobierno de Macri y centró su posición en reclamarle al Gobierno que retrotraiga la medida.

Además le apuntó a Aranguren por su condición de accionista de Shell y lo acusó de “incompatibilidad” para el cargo.
El diputado Héctor Recalde enfatizó que “entendemos que el Poder Ejecutivo tiene la facultad de ajustar el precio de la tarifas pero dentro del marco de la ley” y le pidió al ministro “que el pueblo no pague la retroactividad”.

Por su parte, el ex ministro de Economía y actual diputado Axel Kicillof, rechazó las acusaciones sobre el estado en que oficialismo recibió el sector energético y acusó al Gobierno nacional “de querer desviar la atención sobre el aumento de las tarifas”.
“Persistimos en el pedido de retrotraer los aumentos y convocamos a todos los bloques a que nos acompañen. Hay que anular los aumentos, volver para atrás y discutir uno nuevo”, exhortó Kicillof.

En tanto, la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, también se unió a las quejas por el pasado en el sector privado del ministro y pidió que “no se nos tome por pavotes porque hay mil maneras” de que el funcionario intervenga en decisiones.

Camaño afirmó que “el aumento fue irracional” y calificó de “injusto” el tope de 400 por ciento que luego ofició de corrección.

A su turno, la diputada por el GEN, Alicia Ciciliani, enfatizó que “estamos seguros que no se cumplió con la legislación vigente” para la suba de tarifas propuesta.

DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud