Servicios públicos

¿Se viene la estatización de Edenor?

La empresa registró millonarias pérdidas en el primer semestre y ya se analiza la posibilidad de que el Gobierno pase a hacerse cargo de la administración

light_bulbs-3

La situación en Edenor es complicada, y según el presidente de la empresa es cuestión de días se quedarán sin dinero, motivo por el cual no podrán pagar ni salarios ni gastos.

Tras conocerse las millonarias pérdidas del primer semestre, producto en parte a la crítica situación que ya tenían las empresas del sector eléctrico a raíz de años de congelamiento tarifario que durante hubo la administración kirchnerista, ahora se le suma la falta de caja, consecuencia del freno judicial al tarifazo.

“Los balances de Edenor, al igual que en el caso de Edesur, son muy claros y no dejan mucho margen para pensar de que se trata de una movida de las distribuidoras para meter presión”, declaró Emilio Apud, ex secretario de Energía de la Nación y actual director en YPF al portal iProfesional.

“Ambas distribuidoras han venido aguantando a la espera de un cambio. Con los aumentos que dispuso el Gobierno ni siquiera cubren el 30% de los costos”, agregó acerca de la empresa que analizan la posibilidad de disolver la sociedad y realizar una re-estatización.

Edenor reportó pérdidas de $1.185 millones durante el primer semestre y según consideraron, ese quebranto es producto de la “la decisión judicial de frenar el aumento de las tarifas”, al tiempo que notificó formalmente que podría encaminarse hacia “una eventual disolución”.

Y advierten que “el resultado del período se vio afectado significativamente por las cautelares -tanto individuales como colectivas- que, en conjunto, representan aproximadamente el 30% de las ventas”.

Ricardo Torres, presidente de Edenor, declaró: “Lo único que podemos hacer es avisar. El Gobierno nos indicó que dejemos de facturar las nuevas tarifas. Es decir, que todos los clientes van a recibir las facturas con saldos a favor”.

La empresa cuenta con 7.000 empleados, en forma directa e indirecta, y que el 80% de los costos son de recursos humanos.

“Como los clientes pagaron cuatro meses, entonces por un año recibirán facturas con saldo a favor. Eso nos pone en una situación gravísima”, sentenció el propio CEO de la empresa.

De disolverse Edenor, “para mantener el servicio, el Gobierno tendría que aumentar las tarifas, hacer algún tipo de emisión y endeudarse afuera”.

“Tendrá que llevar adelante medidas claramente más duras que las actuales. Creo que a todos los argentinos les resultaría más beneficioso que la distribuidora continúe funcionando”, afirma el representante del Estado en YPF.

El sistema que el Gobierno luego vaya a aplicar de cara al futuro las dos alternativas que maneja el equipo de Aranguren, según el portal iProfesional, son:

1. Opción tarifa “plana”: se tomaría el historial de consumo anual de cada cliente durante años anteriores. A partir del mismo, se estimaría el (consumo) mensual y se lo prorratearía a lo largo de los 12 meses.

Es decir, el usuario abonaría lo mismo cada 30 días, sin importar si se trata de épocas de invierno -con alto consumo de gas- o de pleno verano, donde el uso del fluido es muy bajo.

2. Opción “consumo base”: las empresas les cobrarían a sus clientes un “consumo base” todos los meses. Luego, a ese cargo fijo se le añadiría uno variable en función del uso mensual que se le dé al servicio.

De esta manera, evalúan los técnicos, se les otorgaría una suerte de premio a quienes ahorren energía.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Economistas analizan la economía luego de un año de Macri

Salvo Agustín D’atellis,hay conincidencias entre la mayoría de los economistas más destacados de la Argentina en que la salida del cepo y el arreglo con los holdouts fueron grandes aciertos del Gobierno

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia