Judiciales

Gustavo Cordera sigue sumando denuncias en su contra

La nueva denuncia formulada por el fiscal Celiz quedó en manos de la UFISEX, un organismo creado para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual y Prostitución Infantil

Gustavo-Cordera

El músico Gustavo Cordera sumó la segunda denuncia en su contra por sus polémicas expresiones formuladas en una escuela de periodismo, esta vez ante la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual de Niñas y Niños (UFISEX).

Cordera fue denunciado por el fiscal general ante los tribunales orales Fabián Celiz, directamente ante el órgano del Ministerio Público que tiene como objetivo “impulsar las investigaciones para la determinación de acciones u omisiones que constituyan delitos contra la integridad sexual, trata de personas y prostitución infantil en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El ex cantante de la banda Bersuit Vergarabat ya había sido denunciado el jueves por un abogado particular, y esa primera causa quedó radicada ante el juzgado de instrucción número 19, a cargo del juez Diego Slupski.

“Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por tener sexo libremente”, dijo Cordera en una charla con alumnos de la escuela de periodismo TeaArte el lunes a la mañana.

La nueva denuncia formulada por el fiscal Celiz quedó en manos de la UFISEX, un organismo que está a cargo del fiscal Aldo De la Fuente y que fue creado en 2005 para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual y Prostitución Infantil.

Fuente DyN

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015