Economía

¿Por cuánto comen los políticos en el Congreso y la Casa Rosada?

Ambas sedes oficiales sufrieron el proceso inflacionario que atraviesa el país y, si bien sigue siendo muy económico a diferencia de cualquier restaurante del centro, el aumento fue abrupto

220160606_c58d68c9a5c2f0fad9ad03f24b0bb28ccomedor_casa_rosada_2

Los menús del Congreso y la Casa Rosada sufieron un brusco aumento con respecto al año pasado debido al proceso inflacionario y, pese a seguir siendo más baratos a comparación de cualquier restaurante del centro porteño, las subas fueron bruscas.

En la sede del Poder Ejecutivo, por ejemplo, cuando el gobierno de Mauricio Macri llegó al poder el 10 de diciembre, comer allí costaba tres pesos. El kirchnerismo ponía a modo “simbólico” ese valor para empleados, políticos y demás.

Con Cambiemos primero pasó a 25 pesos y meses después se disparó hasta costar el doble, redondeando así un 1600% de aumento. Marcos Peña es uno de los que cada tanto se lo ve comiendo ahí, aunque bastante más a principio de año que ahora, al igual que otros miembros del gabinete.

Según informa el portal Expediente Político, en el Congreso, el comedor que se encuentra en el Anexo A de la Cámara, hasta el último día de la gestión Julián Domínguez salía 45 pesos, ahora por el menú hay que pagar hasta 65 pesos e incluye bebidas y postre.  Es decir, subió casi un 50%.

Quienes más asisten ahí son los diputados de la izquierda, pero algunos oficialistas también se dan una vuelta cada tanto.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Economistas analizan la economía luego de un año de Macri

Salvo Agustín D’atellis,hay conincidencias entre la mayoría de los economistas más destacados de la Argentina en que la salida del cepo y el arreglo con los holdouts fueron grandes aciertos del Gobierno

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia