Alimentación

Seis errores comunes que desaceleran el metabolismo

Estos factores influyen en el peso y la salud ya que cambian el ritmo del proceso por el cual los nutrientes se convierten en energía

oriente20_acelerar-su-metabolismo-de-forma-natural

El metabolismo es el proceso por el que tu organismo convierte los nutrientes de los alimentos en la energía que necesitás para vivir. Para mantenerte saludable y tener un peso equilibrado, es necesario que tu cuerpo trabaje bien y queme calorías al ritmo adecuado.

En algunas ocasiones, debido a determinadas enfermedades, como el hipotiroidismo, las alergias alimentarias o conductas equivocadas, esto puede volverse lento.

Centrándonos en esta última causa, existen algunos hábitos que cometemos que pueden hacer que este ritmo se ralentice.

Comer poco o saltear comidas

Cuando se ingieren menos alimentos de los que se necesitan para realizar las funciones biológicas básicas (que ronda las 1200 calorías para las mujeres), el cuerpo considera que debe ahorrar energías y frena el metabolismo. Si omitís el desayuno o consumís muy pocas calorías durante el día, tu organismo entrará en modo de supervivencia y no querrá perder grasa. Es por eso que se recomienda comer algo cada tres o cuatro horas.

Ignorar nutrientes

Los macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Eliminar por completo alguna de estas cosas no es recomendable, ya que los carbohidratos son fundamentales para proveer energía a nuestro cuerpo y las proteínas sirven para  los procesos de desintoxicación del hígado. Además, se digieren de manera lenta y garantizan un mayor gasto de calorías.

No dormir bien

El funcionamiento de tu metabolismo también depende de la calidad de tu descanso. Un estudio de la Universidad de Uppsala, Suecia, demostró que una sola noche de sueño perdido reduce el metabolismo de la mañana siguiente entre un cinco y 20 por ciento en comparación con los días en los que se ha dormido bien. La investigación también demostró que quienes no habían descansado tenían niveles más altos de azúcar en sangre y de las hormonas que regulan el apetito.

Hacer los ejercicios equivocados

Si bien cualquier actividad física es buena, lo ideal para activar el metabolismo es hacer ejercicios de alta intensidad por intervalos cortos. De esta manera, se consume más oxígeno que cuando se trabaja a un ritmo lento y constante, lo que genera un incremento del metabolismo luego del ejercicio, según se afirma desde el Colegio Americano de Medicina Deportiva.

Convivir con el estrés

Éste puede ralentizar el metabolismo y, así, favorecer el aumento de peso. Esto es lo que sugiere un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio, en el que se observó a un grupo de mujeres. Aquellas que manifestaron estar estresadas quemaron, en promedio, 104 calorías menos después de una comida alta en grasas, que quienes afirmaron no estarlo.

Beber poca agua

El consumo de agua  puede tener un impacto positivo sobre la cantidad de calorías que se queman durante el día. Beber medio litro puede aumentar la tasa metabólica en un 30 por ciento, según un estudio de la Universidad Humboldt de Alemania. Esto se debe a un proceso llamado termogénesis, en el que el cuerpo gasta energía para calentar el agua hasta la temperatura corporal.

Fuente: Discovery Health

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Subte: paro de todas las líneas por la muerte de un trabajador electrocutado

Sucedió en los Talleres Colonia de la Línea H a las 2 de la mañana. El protagonista estaba arreglando un aire acondicionado