Crisis en Venezuela

Venezuela devastada: cómo subsiste la gente con una inflación de 600% anual

Con la economía devastada y varios tipos de cambio, prolifera la venta callejera de alimentos a granel y objetos en desuso. ¿A qué se destina el salario?

“La inflación no existe en la vida real.” La afirmación es de Luis Salas, uno de los cuatro vicepresidentes económicos de Nicolás Maduro en lo que va del año.

Y pese a que el sociólogo radical sólo se mantuvo 40 días al frente de la peor economía del mundo, con las mayores reservas de petróleo del planeta, su diagnóstico es recordado a diario en Venezuela , mentado entre dientes.

Según detalla el diario La Nación, el alimento para mascotas merece un tratado sociológico en la Venezuela del siglo XXI.

Durante años, Hugo Chávez habló de ella en sus discursos, asegurando que antes de llegar la revolución al poder “las madres, pobres y desesperadas, lo que podían comprar era perrarina para darle de comer a sus hijos y que no se murieran de hambre”.

Hoy, en la Venezuela de Maduro, hasta la perrarina está tan cara que Laguna no logra venderla, pese a que siempre tiene una sonrisa triste para los que se acercan a preguntar. Al menos el café tiene su clientela, porque en la cafetería de al lado lo venden a 250 bolívares.

Caracas y Venezuela viven una explosión del “todo vale” para vender lo que sea y pagar así las subas descomunales de los precios, que se producen casi a diario.

La Avenida de las Ciencias es un ejemplo: puestos improvisados aparecidos en los últimos meses ofrecen paltas, sandías, aceite de auto a granel, DVD, maíz molido al instante, ropa de segunda mano, pan, tartas, muebles viejos, lámparas… Incluso los vendedores ambulantes van a domicilio a tapizar muebles o a limpiar alfombras.

Varios vehículos exhiben carteles de “se vende”, y las informaciones sobre la llegada de alimentos y ofertas vuelan de cuadra en cuadra.

“Venezuela sufre un deterioro tremendo de la calidad de vida”, diagnostica Henkel García, director de Econométrica y analista en finanzas.

Según los últimos estudios de su firma, la inflación acumulada en lo que va del año llega al 274%, y la interanual, a 576,5%. El FMI teme que supere los 700 puntos al final de diciembre, y para el año que viene los más pesimistas calculan que puede acercarse al 2000%.

Econométrica calcula que los venezolanos emplean entre el 70 y 80% de sus ingresos en comprar en el supermercado, cuando la media mundial es del 30%.

Calcular el precio de las cosas en Venezuela es tan complejo como el propio país. El “dólar preferente” para alimentos y medicinas se cambia por 10 bolívares, pero la tasa flotante para el resto de la economía cerró anteayer a 644 bolívares por dólar.

El blue, estancado desde hace meses, cotiza a 1000 bolívares. Por lo tanto, el cafecito de la esquina de 250 bolívares supone 25 dólares. Siempre queda la opción de beber el de Laguna, a “sólo” ocho dólares.

El salario mínimo -establecido por Maduro en 15.051 bolívares, más los 18.585 del ticket canasta (bonos alimenticios)- se convirtió en el principal comparativo.

Las redes sociales están llenas de ejemplos: una caja de cervezas equivale a una semana de salario mínimo más bonos (el que cobra la mayoría de los empleados); un kilo de bananas a un día; un paquete de cuatro galletitas a día y medio, y un litro de leche “hecha en socialismo” (la marca Los Andes acaba de reaparecer tras meses desaparecida) supone medio día de salario.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas

No hay caso: la Cámara Federal de Casación rechazó el pedido de Timerman y sigue en pie la causa de Nisman contra Cristina

La Sala I de dicho tribunal decidió rechazar el pedido del ex Canciller y deberá declarar el 19 de diciembre; es para definir si se reabre o archiva la denuncia del fallecido fiscal contra Cristina Kirchner y otros funcionarios