Judiciales

Pérez Corradi aseguró que Cristina Kirchner tenía una casa cerca de Olivos para reuniones secretas

El supuesto autor intelectual del triple crimen cargó contra Cristina Kirchner y un ex secretario presidencial

Pérez-Corradi

Pérez Corradi dijo esta semana que Cristina y Néstor Kirchner tenían una casa cerca de la quinta de Olivos para reuniones secretas. Según su relato, era una forma de esquivar los registros oficiales. Allí podrían llevar a quien quisieran sin tener la necesidad de dejar asentada la reunión.

Cada vez que ingresa en el juzgado de Servini de Cubria, pasa varias horas. Según cuenta el diario digital Expediente Político, en su última aparición en Tribunales, Pérez Corradi también contó que una vez tuvo que llevar un auto importado a la concesionaria “Machines”, sobre la avenida Del Libertador. Ahí se enteró que la concesionaria supuestamente pertenecía a un ex jefe de Gabinete (de la era K) y al ex secretario presidencial Fabian Gutierrez. Pero otra vez no aportó pruebas.

En Tribunales todavía toman sus dichos con pinzas porque aportó al momento pocas pruebas concretas de sus afirmaciones. En el juzgado de Servini de Cubría no dudan que conoce al detalle el negocio de la efedrina, pero es largo el camino judicial para darle crédito a sus palabras.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri advierte a jueces: “Las causas deben esclarecerse a tiempo, sino hay frustración”

El presidente puso como ejemplo el caso del fiscal Alberto Nisman y se quejó porque fue encontrado hace dos años muerto en su vivienda y todavía la Justicia no pudo determinar si fue o no un asesinato

DYN202, BUENOS AIRES 19/01/2017,  EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN, MAURICIO MACRI ENCABEZA ESTA MAÑANA EL ACTO DE TRASPASO DE JUZGADOS NACIONALES A LA ÓRBITA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES. FOTO: DYN/ALBERTO RAGGIO. http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/dyn202-2.jpg

Italia: muertos y atrapados en un hotel tapado por alud de nieve

hotel-italia-alud http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/hotel-italia-alud.jpg

La avalancha que sepultó al hotel se debió a la sucesión de eventos sísmicos de más de 5 grados originados en el centro Italia y se sintieron incluso en la capital Roma