Política

Santa Cruz en crisis: Alicia Kirchner todavía no sabe cuándo pagará el aguinaldo

La gobernadora le pidió al gremio docente que tengan "un poquito de paciencia" y dijo que están "buscando los caminos" para resolver la situación

164041

Alicia Kirchner reconoció hoy que como gobierno tiene la obligación de pagar los aguinaldos, pero aclaró que no tiene plata, por lo que pidió “un poquito de paciencia” y dijo que están “buscando los caminos” para lograrlo.

La actual protesta de maestros, los paros y las movilizaciones realizados esta semana, tiene como objetivo que se resuelva el pago del medio aguinaldo que ya lleva un mes de atraso y se junta con el sueldo de julio, del cual aún tampoco hay fecha de pago.

Luego de que el gobierno anunciara la elevación a la Legislatura de la Ley de Emergencia Educativa, lo cual generó una reacción en cadena de los docentes afiliados a la ADOSAC, esta tarde la gobernadora, refiriéndose a los aguinaldos postergados, dijo: “Como Gobierno nos corresponde hacerlo, pero no tenemos los fondos disponibles”.

Desde la dirigencia gremial sostienen que el gobierno, además de tener los fondos necesarios y estar trabajando la plata en plazos fijos, no posee la mínima sensibilidad y solidaridad con las familias de cada docente.

Según detalla el portal Opi Santa Cruz, si los diputados le aprueban sobre tablas el proyecto de Ley de Emergencia Educativa, a partir de allí Alicia Kirchner tendría luz verde para actuar libremente en contra de la ADOSAC y generar los cambios que crea necesarios en las áreas educativas, ingresar suplentes, sumariar, anular las paritarias, etc.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas