Archivo

El día que Bonafini echó a bolivianos de Plaza de Mayo: “Váyanse, hijos de puta”

Ocurrió en 2009. Según el dirigente piquetero Raúl Castells, quien estaba en el lugar en el momento del hecho, la titular de Madres de Plaza de Mayo gritó: "Fuera de acá, la Plaza es nuestra, bolivianos de mierda"

hebe-de-bonafini

Este jueves, la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini eludió la detención de la Justicia, atrincherándose en la sede de la organización de derechos humanos. El juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi citó por segunda vez a indagatoria a la dirigente social por la causa Sueños Compartidos, que investiga un supuesto fraude al Estado a través del programa viviendas sociales y administrado por la Fundación de las Madres de la Plaza de Mayo (FMPM). Hebe se negó a ir a declarar y se dirigió a Plaza de Mayo para hacer la clásica marcha de los jueves. Ante esa situación, Martínez Di Giorgi ordenó la detención para que se cumpliera el debido proceso.

La Plaza de Mayo fue escenario de tensión. Militantes evitaron que Bonafini fuera llevada por la policía a declarar ante Di Giorgi. Hace siete años en la misma plaza también se vivieron momentos de tensión entre la dirigente y, esa vez, ciudadanos bolivianos, a quienes increpó.

El incidente ocurrió el 15 de diciembre del 2009. Un grupo de ciudadanos bolivianos protestaba en Plaza de Mayo por el asesinato de un joven albañil que había sido asesinado de un balazo por la policía al -presuntamente- resistirse a un procedimiento de esa fuerza. Tenían los restos del hombre y deseaban velarlo allí como forma de protesta y realizar ante las autoridades un pedido de justicia.

En medio del acto, Bonafini increpó al grupo de personas. “Esta es nuestra plaza, váyanse de acá… quién los manda a ustedes… váyanse hijos de puta”, gritó la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini según informó en su momento la agencia de noticias DYN.

Sin embargo, el activista Raúl Castells, quien hacía un ayuno en el paseo público de la Argentina, afirmó que las palabras de Bonafini fueron mucho más fuertes.

Yo estaba a un metro de Hebe de Bonafini, yo escuché cuando le decía ‘fuera de acá, la Plaza es nuestra, bolivianos de mierda’. Yo le respondí ‘nazi’ por lo que le decía a la gente de Bolivia”, relató horas más tarde el dirigente piquetero a radio Diez.

Por su parte, los manifestantes bolivianos debieron retirarse de la Plaza, mientras que el coche fúnebre que trasladaba los restos del hombre fallecido también dejó la zona.

Tras el incidente, Bonafini fue denunciada ante la justicia federal porteña por el presunto delito de “discriminación”.

En el mismo expediente también fueron denunciados el procurador general de la Nación, Esteban Righi, y el flamante titular del Instituto contra la Discriminación (INADI), Claudio Morgado, por presunto “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La denuncia fue presentada por el abogado Enrique Piragini, “en virtud de la vergonzosa conducta desplegada por aquélla en la Plaza de Mayo el pasado 15 de diciembre cuando Bonafini profirió denigrantes epítetos a miembros de la comunidad boliviana”, expresaba la denuncia, que jamás prosperó.

Aquella vez, Bonafini saltó como soldada de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Quizás sea esa lealtad la que la lleva hoy a verse en problemas judiciales.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Michetti defendió, aunque con reparos, el polémico decreto sobre el blanqueo

La vice presidenta aseguró que “de acuerdo a como me la explican no creo que esté mal” el decreto presidencial que permite a los parientes de funcionarios blanquear sus capitales