Pokemon Go

Demandan a Pokémon Go por 5 millones de dólares

Las personas empezaron a cansarse de los jugadores, que invaden sin permiso propiedad privada, y se desquitan con la empresa

pokemon-go

Mientras que miles de personas se divierten ahora también en Latinoamérica capturando Pokémons con la exitosa aplicación de Nintendo, hay otro grupo, quizás en la misma o mayor proporción, que no está nada contento con el fenómeno.

Además de los cuestionamientos ante la obsesión por capturar criaturas virtuales, recientemente un grupo de personas presentó una demanda legal.

De acuerdo con una nueva demanda presentada en una corte federal de California, el juego de realidad aumentada está animando a sus usuarios a romper las leyes, específicamente la de la propiedad privada.

Uno de los demandantes, Jeffrey Marder, reveló que las cosas comenzaron a ponerse molestas cuando varias personas fueron a su casa a pedir permiso para “atrapar” un Pokémon que estaba en su patio.

“Al menos cinco personas llamaron a la puerta del demandante y le pidieron acceso a patio trasero con el fin de obtener un Pokémon”, dice la declaración del afectado.

La demanda se basa principalmente en el hecho de que Nintendo no pidió permiso a los propietarios para disponer de sus espacios y establecer que ahí hubiese Pokémones. Se busca una compensación monetaria de hasta cinco millones de dólares, así como también una orden judicial para evitar que las etiquetas de GPS del juego sean usadas sin permiso.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Guillermo Moreno defendió a Milani: “Es inocente, no tengo ninguna duda”

El ex secretario de Comercio dijo que es su “compañero, socio y amigo”; además, sugirió que el encarcelamiento del ex jefe del ejército es una estrategia del gobierno para tapar los descalabros políticos de la última semana

0217morenomilanig http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/0217morenomilanig.jpg

Cómo son los primeros días de César Milani en prisión

S14SgqvYx_930x525 http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/s14sgqvyx_930x525.jpg

El ex represor está detenido en una cárcel que fue un centro clandestino de detención junto a catorce presos más; se muestra enojado y preocupado