Salud

Fue al hospital por un dolor de estómago y terminaron sacándole 88 piedras del riñón

En Turquía, un paciente debió ser operado luego de que los doctores se encontraran con una pieza sólida que ocupaba todo el volumen de su órgano glandular

20160728aw812490_02_360bcc1c6efe84331194

Haydar Eskicioglu tiene 65 años y es de Cerkezkoy, en Turquía. Debido a unos ligeros dolores, decidió ir al hospital, y terminó siendo trasladado al quirófano luego de que los médicos se llevaran una sorpresa.

Acudió al hospital aquejado de unos ligeros dolores, pero pronto fue trasladado al quirófano, después de que los médicos se diesen cuenta de que en realidad el problema era grave.

El cirujano y especialista en urología Huseyin Korucu dijo lo siguiente al respecto: “Nuestro paciente había visitado el hospital hacía 15 años, y en aquella ocasión le dijeron que sufría de cálculos renales”. En esta oportunidad, los doctores debieron extraerle 88 piedras del riñón.

El paciente no había vuelto a visitar a un médico porque no había sentido ninguna molestia, pero después de una ecografía y un TAC, le detectaron una piedra de 15 cm de largo en el riñón derecho.

Los médicos dijeron que ésta ocupaba todo el volumen del riñón, de modo que lo hacía más grande. El cirujano agregó lo siguiente: “Extrajimos todas las piedras del riñón del paciente a través de una incisión de 1 cm”.

Eskicioglu se recuperó por completo, y expresó: “Fue impactante, pero estoy contento de volver a estar sano”.

f65fee3edc38a0a1ab3304b9ca8ddea6

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Videos claves de los detenidos por el crimen del empresario calcinado

El empresario español Roberto Fernández Montes, que había desaparecido el sábado, fue encontrado sin vida en Cañuelas y fueron detenidos su yerno y un mecánico

auto http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/auto-1.jpg

Encuentran muerto al empresario desaparecido en Caballito: detuvieron al yerno

auto2 http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/auto2.jpg

El Suzuki Fun quedó abandonado en Almirante Brown, en la provincia de Buenos Aires, pero el cuerpo del hombre no estaba ahí