Salud

Atención, viajeros: preparate para volar mejor con estos consejos

El poco espacio que tienen tus piernas en el asiento no es la única razón para viajar mal. Fijate cómo podés mejorar tu experiencia

viajar en avion

Viajar en avión no siempre es fácil. Muchos viajeros sufren de dolores de cabeza, mareos, náuseas y, claro, hinchazón de pies por la altura. Pero a las cuestiones puramente físicas como el poco espacio que tenemos para movernos se suman además también por otros factores como el estrés, los retrasos, el jet lag, las vibraciones a bordo y los cambios de temperatura y humedad.

Te contamos cómo prepararte para hacer que el trayecto sea mucho más llevadero_

Controlar el estrés de antes de volar

Rob Bor, psicólogo clínico en el Hospital Royal Free de Londres, Reino Unido, aconseja preparase con tiempo para el viaje, ya que muchas personas comprueban su documentación y el aeropuerto al que deben acudir el mismo día, y eso no es suficiente. “Escanee su pasaporte y guárdelo en su email, por si acaso”, aconsejó.

Elegir con tiempo el asiento

Plataformas digitales como Seat Guru ,de Trip Advisor, emplea códigos de colores para distintas aeronaves y aerolíneas. Aconseja los mejores asientos y descarta los que estén muy cerca del baño o no puedan reclinarse, por ejemplo. Es que según los expertos, si uno se sienta cerca de las alas del avión, notará menos las turbulencias.

Viajar ligero

Según expertos, llevar más equipaje del que se pueda maniobrar añade presión y malestar al viaje.

Cuidar las comidas antes del viaje

Investigadores de Harvard dicen que no comer nada unas 16 horas antes de subir al avión puede ayudar a los viajeros a ajustarse más fácilmente a la nueva zona horaria y evitar el jet-lag. Pero si la persona prefiere comer algo, entonces se le aconseja no optar por la comida grasosa o fritos.  También se sugiere evitar las verduras que provoquen gases, como las cebollas, el brócoli, la coliflor, el repollo o los porotos, además del alcohol y las bebidas gaseosas.

Beber agua

No debe limitarse la ingesta de líquidos, por más que deba molestarse a otros pasajeros para ir al baño. Es que no beber es una de las razones por las que las infecciones de vejiga y cistitis son habituales entre las mujeres tras un vuelo de larga distancia. Los expertos aconsejan tomar al menos medio litro de agua cada tres horas y evitar el alcohol, ya que su consumo en el vuelo aumenta la deshidratación.

Respirar bien

Los niveles bajos de humedad  del avión afectan la nariz, garganta, piel y ojos, en especial si se usan lentes de contacto. Las personas con problemas respiratorios o los fumadores corren un riesgo más alto. Así que si necesita un inhalador, no olvide llevarlo. O bien si siente que le falta el aire, póngase un paño húmedo en la cara y respire por la boca. Otra idea es incluir un spray de agua, un bálsamo labial y una crema hidratante en tu neceser de viaje.

Tomar recaudos para un buen descanso

Para dormir con mayor comodidad, David Gradwell, profesor de Medicina Aeroespacial en el King’s College de Londres, aconseja la ropa suelta y muchas capas, que ayudarán a sobrellevar las temperaturas cambiantes de los vuelos largos. También sugiere llevar medias cómodas, una bufanda y un gran pañuelo que pueda usarse como manta, así como un antifaz de ojos, y una almohada para el cuello.

Bloquear los ruidos

Los ruidos de cabina son más intensos que aquellos a los que normalmente estamos acostumbrados y llegan a superar los 80 decibelios en el despegue y en el aterrizaje. Por tal motivo, los audífonos que cancelan el ruido externo pueden ayudar a hacer el viaje más llevadero.

Moverse

Otro problema en vuelos largos es el riesgo de trombosis venosa profunda (TVP), que es la formación de coágulos de sangre en las venas que se produce cuando se pasa demasiado tiempo sentado. Si ocurre, los tobillos y los pies se hinchan de una manera notable y las piernas duelen. A veces, esos coágulos pueden extenderse hacia los pulmones, causar dolor en el pecho y dificultad respiratoria, o algo peor. Por eso, si usted siente que tiene el riesgo de sufrir TVP, consulte a su médico antes de viajar y use medias de compresión, que favorezcan la circulación de la sangre. Mantenerte en movimiento para evitar los coágulos de sangre puede ayudar, afirma Michael Bagshaw, profesor de medicina de aviación en el King’s College de Londres.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

La insólita revelación de Hebe de Bonafini sobre Milagro Sala

A pocas horas del comienzo de una nueva Marcha de la Resistencia, la titular de Madres de Plaza de Mayo, pidió por la “pronta liberación” de la detenida líder de la Tupac Amaru