Sociedad

Una cámara oculta y la polémica: ¿Es ilegal comer en el cine alimentos comprados afuera?

Un grupo de jóvenes salteños cansados de pagar sobreprecios, buscaron desnudar la problemática y hacer valer sus derechos. ¿Realmente está está prohibido? ¿Qué afirman ambas partes?

Una polémica en base a una simple pregunta: ¿Es ilegal comer en el cine alimentos comprados afuera? Es común ver este tipo de situaciones cuando se va a ver una película y la disputa se convierte en un sinfín de argumentos poco válidos donde pareciera que las dos partes tienen algo de razón.

Según indica el portal Infobae, no existe una ley clara que diga que –pese a ser complejos privados- no se puede ingresar con alimentos comprados afuera.

El artículo 42 de la Constitución Nacional establece que los consumidores tienen derecho “a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno”.

El artículo 1099 del Código Civil y Comercial aclara que “están prohibidas las prácticas que limitan la libertad de contratar del consumidor, en especial, las que subordinan la provisión de productos o servicios a la adquisición simultánea de otros, y otras similares que persigan el mismo objetivo”.

LEA MÁS  El dramático relato de una chica violada por su padrastro a los 11 años

No obstante, el punto 6 de información de los cines Hoyts advierte quesólo se podrá ingresar a la sala con productos adquiridos en el Candy bar.

Un grupo de jóvenes salteños –cansados de pagar sobreprecios en productos comestibles y bebidas dentro de los complejos de cine- quisieron hacer cumplir la ley e hicieron una cámara oculta para desnudar la problemática y hacer valer sus derechos ya que no existe ninguna norma que imposibilite la entrada de productos comestibles ajenos al complejo.

Nicolás Martorell, periodista del medio Qué pasa Salta y parte del equipo que participó de la cámara oculta, expresó en Infobae que “es una falta de respeto que prohíban algo que es legal y que vendan los mismo productos con sobreprecios”.

LEA MÁS  Conmovedor: la última conversación de una mamá con su hijo que murió de cáncer

“No están restringiendo los derechos. El derecho de admisión no habla de la comida como sí lo hace de armas, alcohol u otras cosas que alteren la conducta y pongan en riesgo a terceros. Ellos deben permitir que entremos con comida”, insistió.

Por su parte, Diego Bachiller, gerente comercial de Village Cines, dijo que no entienden por qué la gente cuestiona el no ingreso a la sala de alimentos que no pertenecen a los Candy bar cuando se tratan de lugares privados. “Desde la Cámara dijimos que la actividad de los cines es la venta de productos, espacios publicitarios y exhibición de películas. Ese es el combo de servicios que ofrecemos”.

LEA MÁS  Tras un nuevo derrame, gobierno de San Juan suspende actividades en Mina Veladero

Un proyecto de ley apunta a terminar con el debate y busca multar y hasta clausurar a los establecimientos que prohíban consumir alimentos y bebidas ajenas a los vendidas en el espectáculo.

Al respecto, Lucas Clark, vicepresidente de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), dijo: “Es una barbaridad tener que comprar un producto a precio elevado en vez de afuera. Uno lo entendería si pusiera en peligro la seguridad, pero no es el caso en lugares donde sí se puede consumir comida o bebida, pero siempre y cuando haya sido comprada adentro”. Además –dijo- “se viola el derecho a la información, ya que en ningún momento se aclara esta situación al comprar la entrada”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer