Naturaleza

Parece una buena noticia, pero… el fin de los insectos está más cerca de lo que pensamos

Las abejas y otros insectos tienen un papel clave en el el equilibrio natural y en el desarrollo de la agricultura, y los investigadores estàn preocupados por su prograsiva desaparición. ¿Estamos presenciando una extinción en masa?

insectos

Cuando la gente escucha “insectos” piensa en seres diminutos y, sobre todo, dañinos: pican, chupan, zumban, molestan y propagan enfermedades. Pero lo cierto es que, por desagradables que parezcan, son fundamentales para la regulación del ecosistema. Y nos estamos quedando sin ellos.

Primero cayeron las abejas. En 1988, había un total de 5 millones de colmenas en Estados Unidos. El año pasado, en 2015, había aproximadamente 2,5 millones.

Los científicos lo achacan a un factor natural, la proliferación de dos enemigos, las distintas variedades de Varroa y el Acarapis woodi; y uno humano, como el uso de los neonicotinoides, unos pesticidas que se comenzaron a usar para sustituir al DDT y que tienen como principal víctima colateral a las abejas.

1335803997065446062

Pero ellas no son las únicas. Cada verano desde 1989, la Asociación Entomológica Krefel ha estado midiendo el volumen de insectos de Renania del Norte – Westfalia. Según sus datos la reducción de insectos es muy significativa. Los insectos atrapados en sus trampas han disminuido de forma constante desde el 1,6 Kg por trampa de 1989 a los 300 gramos en 2014.

Según Martin Song, de Krefel, “el descenso es dramático y deprimente”. Y afecta a todo tipo de insectos. Esto hace que no solo sea un problema de la polinización, sino de recursos: muchos animales y aves se alimentan de ellos. En entornos urbanos, el fenómeno es parecido. Otro estudio de la Universidad Tecnológica de Munich y el Museo de Historia Natural Senckenberg de Frankfurt aseguran que el número de mariposas y polillas se ha reducido a casi la mitad entre 1840 y 2013.

En 2014, Rodolfo Dirzo, profesor de la Universidad de Stanford, desarrolló un índice global para la abudancia de invertebrados que mostró un descenso del 45 por ciento en los últimos cuarenta años. De las 3623 especies de invertebrados terrestres de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el 42% están en peligro de extinción. En una encuesta realizada en 2012 por la Sociedad Zoológica de Londres descubrieron una disminución del 45% de la abundancia de invertebrados.

Cuando nuestros esfuerzos de conservación fallan

Los invertebrados son fundamentales para la salud de los ecosistemas de los que dependemos. Como explica Geoff Boxshall, casi todos los peces marinos que forman parte de la cadena alimentaria humana se han alimentado en un momento u otro de invertebrados. Sean moluscos o miel, consumimos miles de toneladas de invertebrados cada año y por si fuera poco, estos tienen un papel fundamental en prácticamente toda la agricultura actual y en la regulación de todo el ecosistema.

No nos damos cuenta, pero vivimos sobre un castillo de naipes. Cuando hace unos meses se planteó la extinción de los mosquitos, la alegría y el alborozo duró poco. Los insectos tienen un papel fundamental en el mantenimiento del status quo ecológico mundial. Pero mientras prestamos atención a los grandes cambios sociales, ecológicos y políticos, nuestros esfuerzos medioambientales están fallando por la base. Y eso es algo que tenemos que solucionar.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La inflación del Congreso llegó a 1,9% en noviembre

El índice de consultoras privadas midió un aumento del IPC que alcanzó el 43,4% anual

Dura crítica de Elisa Carrió a Massa por Ganancias: “Los argentinos creen en mentirosos fascistas”

Desde Miami, la diputada y aliada del Gobierno advirtió que “en Estados Unidos cayó muy mal entre los empresarios la maniobra” de la oposición para anular el proyecto del oficialismo