Salud

Mitos y verdades de la alimentación sobre el huevo y el colesterol

Especialistas de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas, derribaron (o aseveraron) muchas de estas versiones

Preguntas recurrentes en materia de salud y alimentación: ¿Cuántas veces se dijo que la sandía, mezclada con vino, podía producir la muerte? ¿Será cierto que el huevo aumenta el colesterol? ¿El pan negro engorda menos?

Según detalla el diario Clarín, distintos especialistas de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas, derribaron (o aseveraron) muchas de estas versiones.

El huevo aumenta el colesterol: falso

La licenciada Romina Sayar postuló que “el huevo es uno de los alimentos más nutritivos y se lo considera un alimento protector por su cantidad y calidad de nutrientes que protegen de enfermedades por carencia.

Más de cuarenta años de investigación científica han demostrado que el huevo no es responsable del aumento del colesterol sanguíneo. Se caracteriza por alta densidad nutritiva y moderado valor calórico”.

La zanahoria es buena para la vista: verdadero

Según Braga, “la zanahoria es fuente de vitamina A y es el consumo adecuado de esta vitamina el esencial para el normal mecanismo de la visión y la salud de los ojos. Cuando una alimentación es deficiente en vitamina A, se pueden presentar alteraciones como menor adaptación de la visión en la oscuridad, o problemas por mayor sequedad de la córnea.

Esto no quiere decir que mientras más zanahorias comamos, mejor visión tendremos, ni tampoco que el consumo regular de zanahorias mejorará nuestra agudeza visual.

Esto quiere decir que el consumo regular de alimentos fuente de vitamina A, entre los que se encuentran las zanahorias, nos ayudará a mantener una ingesta adecuada de esta vitamina, fundamental para mantener nuestra salud visual”.

La leche favorece la inducción del sueño: “ni”

“La leche ha sido asociada a la inducción del sueño por varios motivos. El primer lugar, es rica en un aminoácido llamado triptofano, un ingrediente esencial para que el cuerpo produzca serotonina, el neurotransmisor más conocido para inducir la sensación de calma y somnolencia. Por otro lado, algunos estudios también muestran que la leche contiene algunos tipos de péptidos bioactivos, es decir, pequeños pedacitos de proteínas, que podrían ayudar en la inducción del sueño”, dijo la licenciada Florencia Braga.

Sin embargo, aclaró: “Si bien el sustento científico para estas explicaciones no ha sido muy contundente hasta el momento, lo cierto es que muchas personas indican que el consumo de leche los ayuda a conciliar el sueño, lo que podría deberse también a sus asociaciones psicológicas y al efecto reconfortante de tomar un vaso de leche tibia antes de irse a dormir”.

El pollo aumenta el tamaño de los senos: falso

“Este mito surge por la creencia de que los pollos reciben hormonas para acelerar su desarrollo obteniendo mayor peso y está relacionado con un hecho ocurrido en la década del 50, diez años antes del comienzo de la avicultura industrial”, dijo Sayar. “Hoy en día no se suministran hormonas. En la actualidad no existen estudios que avalen esta presunción”.

El exceso de alcohol se alivia con más alcohol: falso

“Esta creencia resulta incorrecta y, sobre todo, peligrosa”, sostuvo la licenciada Mariana Sánchez Ginestet. Y añadió: “El alcohol es una sustancia depresora del Sistema Nervioso Central (SNC), que inhibe de manera progresiva las funciones cerebrales, generando falta de coordinación motora, cambios en el comportamiento e hipoglucemias que pueden ser graves. Esta sustancia se metaboliza en hígado, con lo cual, cuando es ingerido en exceso, también resulta tóxico para este órgano. Por lo expuesto anteriormente, tomar más alcohol no solo no ‘cura’ lo previamente ingerido, sino que por el contrario, exacerba los efectos negativos”.

El pan negro engorda menos: falso

“En relación a este mito, es necesario hacer dos aclaraciones”, advirtió la licenciada Braga. “Por un lado, el pan blanco y el pan negro aportan similar cantidad de energía (o calorías), es decir, engordan lo mismo. De todos modos, el consumo de cereales integrales en relación al consumo de cereales refinados (o blancos) se ha asociado a un menor peso corporal, principalmente porque los panes integrales tienen mayor contenido de fibra, que ayudará a brindar mayor saciedad. Además, un mayor consumo de fibras nos ayudará a reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otros. Por otro lado, es importante aclarar que no siempre el color negro en un pan implica que éste tenga mayor contenido de fibra. Por lo tanto, es importante mirar el rótulo de los productos y comparar el contenido de fibra de los mismos”.

Las frutas al final de la comida engordan más: falso

“Este mito carece de comprobación científica. Sea cual fuere el momento de ingesta de las frutas, el aporte de calorías no se modifica”, aseguró Sanchez Ginestet.

Al mismo tiempo, agregó: “Este grupo de alimentos contiene, principalmente, hidratos de carbono (sacarosa y fructosa), fibra, vitaminas, minerales, agua y fitoquímicos. Gracias al aporte de fibra, las frutas se convierten en aliadas de nuestra alimentación, dada la capacidad de generar saciedad. Más que en el momento de la ingesta, deberíamos prestar atención a la cantidad, ya que si bien el consumo diario otorga múltiples beneficios a nuestro organismo, la incorporación en exceso, puede repercutir negativamente en el mantenimiento del peso corporal”.

La sandía con vino es una mezcla mortal: falso

“Esta es una creencia errónea que carece de sustento científico, pero que siempre permaneció vigente”, afirmó Sánchez Ginestet. “El mito dice que al combinar sandía con un vaso de vino se produciría un efecto de ‘endurecimiento’ de la fruta a nivel gástrico, que podría llevar a la muerte. Sin embargo, esto no ocurre, debido a que, en primer lugar, este órgano cuenta con sustancias como el ácido clorhídrico y enzimas que actúan sobre estos favoreciendo su degradación. Y, en segundo lugar, al revisar los componentes que forman parte de cada uno, no existen factores que puedan interactuar de manera negativa para producir algún tipo de sintomatología”.

Las verduras congeladas pierden nutrientes: falso

“Es importante tener en cuenta contra qué alimento comparamos el contenido nutricional de un alimento congelado. En líneas generales, podemos considerar que un vegetal recién cosechado tiene un óptimo contenido de nutrientes. Pero desde la cosecha hasta que llegan al plato, los vegetales pasan por un período de transporte y almacenamiento en el cual también se presentan pérdidas de nutrientes”, dijo Braga.

Y aclaró: “Si bien es cierto que en el procesamiento necesario para congelar las frutas y verduras se pierde parte de los nutrientes -sobre todo aquellos más sensibles, como la vitamina C-, el método de conservación por congelamiento ayuda a mantener los nutrientes de los alimentos por más tiempo. En resumen, los alimentos congelados no siempre tienen menor contenido de nutrientes que aquellos que consideramos frescos”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Barcelona y Real Madrid protagonizan un apasionante Derby español en el Camp Nou

La estadística reciente señala que el ganador del partido Barcelona-Real Madrid acostumbra a proclamarse campeón de la liga española a final de temporada, pero el 233er clásico que ambos disputaran hoy va mucho más allá de la conveniencia por conseguir los tres puntos en juego

Macri y su equipo culmina su “retiro espiritual” con muchos objetivos para 2017

La reunión en el complejo turístico de Chapadmalal que termina hoy al mediodía cierra con una cantidad numerosa de objetivos para el próximo año