Política y espectáculos

Freddy Villarreal habló tras la polémica por la imitación de Mauricio Macri

El humorista contestó luego de que el presidente dijera que Marcelo Tinelli "lo satirizaba de mala manera ante tres millones de personas"

Tinelli-macri-freddy

Freddy Villarreal habló tras polémica por su imitación del presidente Mauricio Macri en ShowMatch, luego de que el presidente afirmara que Marcelo Tinelli “lo satirizaba de mala manera ante tres millones de personas”.

“Yo trato de hacer reír, yo soy un actor cómico, priorizo la risa, cueste lo que cueste. El humorista puede hacer algo muy terrible con tal de asegurarse que la gente se va a reír. Lejos estoy de llevar a cabo una campaña a favor o en contra de nadie”, dijo el humorista en diálogo con Germán Paoloski en el programa La Tarde, de Radio 10.

Sobre si le sorprendió la noticia, dijo que no. “A mí no me sorprende nada en esta tierra, nada de nada, a esta altura de mi vida. Me sentí muy contento cuando decía que lo tomaba con humor, que había que acostumbrarse. Yo suscribo porque él hablaba de que lo habíamos hecho con la velita, con las luces apagadas. Hicimos un confesionario divertido, y me parece re contra acertado que hay que ahorrar la energía. El hecho de que haga esa parodia no quiere decir que estoy en contra de sus lineamientos. Tratábamos la caricatura”, afirmó.

Por último, sobre las declaraciones de Fernando De la Rúa respecto a que quieren “mirar la autoridad del presidente”, respondió defendiendo la libertad de expresión. “Estamos en democracia y me parece genial que un ex presidente pueda verter sus comentarios”, sostuvo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición