Salud

¿Es seguro parir en casa? Ventajas y riesgos de una práctica en debate

A pesar de que esta opción es elegida por muchos padres, deben tener en cuenta ciertas cuestiones que pueden generar complicaciones

home_birth

El hecho de parir en una cosa y no en un hospital previa elección y planificación de los padres, para que la madre sea atendida por profesionales en un espacio más íntimo, sigue generando polémica.

Ventajas de parir en casa

Algunos especialistas afirman que las mujeres se sienten más seguras y arropadas durante el parto si se encuentran en un ambiente conocido e íntimo. Y esto favorece que su cuerpo libere oxitocina (hormona imprescindible en el parto) con mayor facilidad.

Otra razón es que lo consideran más natural y fisiológico, al no contar con tanta intervención médica (inducción del parto, episiotomía, cesárea, etcétera) como puede producirse en los centros hospitalarios.

Asimismo, estiman que el trato resulta más humano, permite conocer a los especialistas que la asistirán, existe mayor libertad postural durante todo el proceso, y se tiene muy en cuenta el estado emocional de la madre, su pareja y familiares.

Por otro lado, también se le atribuyen algunos beneficios para el bebé. Aunque no existen evidencias científicas que lo avalen, parece ser que los niños que nacen en el domicilio sufren menos estrés.

Riesgos de parir en casa

Un estudio español reciente, elaborado por un equipo multidisciplinar dedicado al embarazo, parto y posparto, y basado en los datos del registro de partos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entre 1995 y 2009, concluye que los riesgos son prácticamente iguales que los que se dan en el hospital, siempre que se trate de un parto de bajo riesgo y sea atendido por un  profesional sanitario.

Los requisitos básicos que deben cumplirse para que el parto en casa sea seguro:

  • La normalidad del embarazo ha de mantenerse durante todo el proceso. En caso de aparecer algún inconveniente, tanto para la salud de la madre como del bebé, serán los profesionales médicos los que valoren de manera individual cada caso, y lo atiendan o deriven si lo consideran pertinente.
  • La gestación debe ser de un solo bebé. Los embarazos múltiples pueden suponer un mayor riesgo.
  • El parto ha de sucederse entre las 37 y 42 semanas de gestación. Si es prematuro es mejor que se realice en un hospital.
  • El bebé debe estar colocado con la cabeza hacia abajo. Si está de nalgas resultará más complicado. Esto se puede saber con antelación, por lo que si la postura no fuera idónea el ginecólogo derivaría al hospital previsto.

Pero hay que tener en cuenta que durante el proceso de parto pueden surgir complicaciones imprevisibles, que no se resolverán en el domicilio de manera eficaz y rápida.

Fuente: Webconsultas

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Criminalización de la política monetaria

Argentina ha cruzado un nuevo y peligroso límite. La “mesa” del Banco Central se ha convertido en un campo de batalla de la política. Por Javier Bolzico

Ganancias: María Eugenia Vidal muy dura con lo aprobado por Massa y el kirchnerismo

La gobernadora bonaerense criticó con dureza el proyecto de rebaja del impuesto impulsado por el kirchnerismo y que apoyó toda la oposición, en especial Massa, en Diputados