Búsqueda Desesperada

Una mujer pidió mil audiencias con la Presidenta, pero no fue recibida

Lilian Andrada reclama la intermediaciación de Cristina para lograr restituir a uno de sus nietos que fue llevado de manera ilegal a Paraguay por su madre

martes 17 de septiembre de 2013 - 12:26 pm

Lilian Andrada, de 54 años, cumplirá mañana mil visitas a la Casa Rosada con un pedido de audiencia a la presidenta Cristina Fernández, en procura de que la jefa de Estado apoye su reclamo de restitución de su nieto de 9 años a su hijo, quien acusó a su esposa de haber partido del país de manera ilegal con el menor en 2006 rumbo a Paraguay.

“Me duele la indiferencia de la presidenta”, dijo a DyN Andrada, quien combina colectivo, tren y subte “todos los días hábiles desde el 27 de julio de 2009” para viajar desde su casa, en la localidad bonaerense de Paso del Rey, partido de Moreno, hasta la sede del Poder Ejecutivo, donde tiene previsto concurrir una vez más mañana, entre las 12 y las 13.

LEA MÁS  Sorpresa: senadora de Cambiemos Gladys González votará a favor del aborto

La mujer agregó: “La semana última, estuvo el presidente de Paraguay (Horacio Cartes) en Argentina y la presidenta no hizo nada, y eso que ya recibió 999 cartas mías en la Mesa de Entradas de la Casa Rosada con mi pedido de audiencia y la explicación de por qué necesito su apoyo. Son cuatro años de ir y no obtener ni una palabra suya”.

LEA MÁS  El siniestro hallazgo en el departamento de Pity Álvarez

Según Andrada, el caso de su nieto llegó a la Corte Suprema del país vecino, que falló en favor del padre del niño de 9 años -llamado Dylan-, el cuentapropista argentino Arnaldo Córdoba, de 39 años.

El hombre se había casado con Milda Galeano Aquino, de 33 años y nacionalidad paraguaya, tras haberla conocido en la nación vecina a fines de 2002.

Al poco tiempo, comenzaron a convivir en Argentina, donde nació Dylan el 26 de febrero de 2004.

LEA MÁS  Aventura en Cuzco: 4 experiencias imperdibles para conocer a fondo esta ciudad histórica de Perú

Según Andrada, ella y su hijo fueron dormidos con un somnífero colocado en una gaseosa por Galeano Aquino durante un almuerzo familiar el 21 de enero de 2006, tras lo cual la ciudadana paraguaya huyó con el niño y cruzó la frontera para finalmente instalarse en su país de origen.

“Se llevó a mi nieto de manera ilegal: sin el permiso del padre ni una autorización judicial”, insistió hoy la mujer de 54 años.

COMENTARIOS