Política

Mauricio Macri: “El mensaje es que se acabó la impunidad”

El Presidente le brindó una entrevista a Alejandro Fantino, donde habló de la economía, los aumentos tarifarios, la energía y su relación con la Justicia. A su vez destacó que "no invierte tiempo" hacer una "persecución" hacia el kirchnerismo

Macri-Fantino

La noche de este jueves se transmitió la entrevista que el presidente Mauricio Macri le brindó a Alejandro Fantino, enmarcada en una serie de charlas que tuvo con distintos medios. El primer mandatario habló de la crisis energética, el ajuste en la economía, su relación con la Justicia y las expectativas que tiene para su gestión de gobierno.

“No invierto ni un minuto de mi tiempo en lo que una persecución a los K”

Macri se ocupó de dejar en claro que no está interesado en realizar una “persecución” hacia el kirchnerismo y destacó que su relación con la Justicia es de un “diálogo adulto” y respetando la autonomía de los poderes, situación que contrapuso a la gestión K.

“Le digo al kirchnerismo: No invierto ni un minuto de mi tiempo en lo que ellos llaman persecución. Lo que le cambia la vida a la Argentina es el mensaje de que se acabó la impunidad”, sostuvo Macri.

Además, el jefe del Estado agregó: “Es tanta la tarea, el entusiasmo. La energía se pone en perseguir el pasado o construir el futuro. Yo la energía la puse sobre el futuro”, subrayó.

Tras advertir que “se equivocan aquellos que se enfrascan en una pelea con el kirchnerismo”, Macri dijo que “la Justicia tiene que velar porque no haya impunidad, ni para atrás ni para adelante”.

“No hay que querer manipular a la Justicia, ni por las malas razones ni por las buenas razones”, enfatizó al respecto.

En este sentido, Macri destacó que “se acabaron los operadores en la Justicia” y dijo tener un “diálogo adulto” con el Poder Judicial luego de que Fantino le preguntara por su reunión con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. A su vez, Macri destacó que continúa la independencia de los poderes.

El diálogo como bandera

La misma idea del diálogo y del trabajo en equipo, señaló Macri, está tanto en el ámbito político interno con los gobernadores como dentro de su gobierno, y en especial, dentro de su equipo económico.

En éste último áspecto, destacó la importancia de sus asesores y la toma de decisiones en conjunto. En cuanto a objetivos volvió a subrayar la idea de bajar los índices de pobreza e inflación y apuntar a un crecimiento. “Para el año que viene la Argentina va a crecer entre un 3 y un 3.5%”, destacó el presidente.

En torno a la inflación, se mostró optimista. El presidente vaticinó que la inflación del año próximo, “va a estar por debajo del 20 por ciento”.

Macri admitió que, aunque más baja que la actual, la inflación entonces será “altísima todavía”, ya que “todo el mundo tiene menos del 5 por ciento”, y “tenemos que ir a ese lugar, y lo vamos a lograr”, aseveró.

El jefe del Estado sostuvo que “la inflación es responsabilidad primaria del gobierno” y reiteró su promesa de que “va a ir bajando lentamente en el segundo semestre”, hasta llegar “el año que viene a estar por debajo del 20 por ciento”.

Además destacó que conjuntamente con la disminución de la inflación habrá un crecimiento de la economía Argentina, y que se ha iniciado una senda de credibilidad en el mundo y los mercados internacionales.

Sobre la crisis energética y la herencia K

En otro aspecto, Macri defendió al ministro de Energía, Aranguren, al asegurar que “si Argentina hubiese tenido un ministro” como el ex CEO de Shell en los últimos diez años, “hoy estaríamos exportando energía”. Las palabras de Macri se enmarcan en los fuertes cuestionamientos que sufrió el titular de la cartera por los aumentos tarifarios y algunas frases desafortunadas.

Para el jefe del Estado, “no es justo” echarle la culpa a Aranguren por los tarifazos, ya que “estamos matando al mensajero”.

Macri señaló que “la triste realidad es que un modelo energético equivocado que se basó en la mentira, que nos dejó sin energía”.

“Argentina exportaba energía a Chile, Uruguay, y pasó a depender de todo el mundo”, reiteró Macri. Dijo que el país “tenía energía de sobra” y consideró “una mentira” del kirchnerismo que comenzó a faltar por el crecimiento económico.

“Si Argentina hubiese tenido un ministro como Aranguren en los últimos diez años, hoy estaríamos exportando energía”, aseveró el Presidente. En cuanto al enojo que produjo el aumento tarifario en la gente, Macri admitió: “entiendo” a los que salieron “genuinamente” a protestar.

Pero reiteró que “si hubiese tenido alguna alternativa, la hubiese tomado, pero en ningún país del mundo te subsidia la energía, porque es malo, es contaminante”, e insistió en cuanto a los hábitos de consumo que “no estamos entendiendo la gravedad de lo que nos pasa”.

Sobre Fútbol Para Todos y la crisis en AFA

En consonancia con lo que había afirmado el titular de Fútbol Para Todos, Fernando Marín, Macri afirmó que “El Estado no debe meterse en el fútbol”, al tiempo que dijo que su prioridad es “gastar todo los mangos en tratar de bajar la pobreza en Argentina”.

A su vez señaló que “nos sentaremos en una mesa a ver en qué términos se discontinúa”. Y di su idea del financiamiento del fútbol como negocio: “Ojalá que el fútbol vuelva a autofinanciarse”.

Sobre la Superliga, sostuvo que “va a estar estatutariamente dentro de la AFA”, pero aclaró: “va a funcionar como en España, marketineramente” y generando ingresos para los clubes.

Al respecto, consideró que la Superliga “es un instrumento que moderniza” el fútbol, pero advirtió que “tiene que ser en forma transparente. Eso es fundamental, si no, un par de vivos se lleva la plata y el club se funde”.

“Nosotros estamos colaborando, y espero que la Comisión Normalizadora (de la AFA) de luz”, se esperanzó Macri.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud