Política

El ex senador K dijo que no sabía que no podía salir del país con tanto dinero

Nicolás Fernández aseguró desconocer que el tope máximo fijado por la ley es de US$ 10.000 en efectivo por persona adulta. Al salir hacia Miami, llevaba consigo US$ 28.700

nicolas fernandez

El ex senador kirchnerista santacruceño Nicolás Fernández y su esposa, Sandra Miguel, fueron demorados el martes por la noche en Ezeiza cuando intentaban abordar un vuelo de LATAM con destino a Miami con casi USD 30 mil.

Ahora, Fernández declaró ante la Justicia que no sabía que la ley le impedía salir del país con los US$ 28.700 que llevaba. Además, aclaró que creía que lo había cambiado el gobierno de Mauricio Macri.

LEA MÁS  Vidal avanza con la división de La Matanza, bastión peronista

El ex legislador K aseguró desconocer que el tope máximo fijado por la ley es de US$ 10.000 en efectivo por persona adulta, según informó la agencia Télam.

A su vez, presentó su declaración jurada ante el juez en lo penal económico Rafael Caputo y, en su cita con el magistrado, le dijo que los dólares los llevaba en un bolso y que eran suyos.

LEA MÁS  Mandatos eternos: los diez sindicalistas con más años en el poder

El episodio ocurrió cerca de las 22 del martes, casi dos horas antes de la partida del vuelo 4520, que tenía previsto despegar rumbo a los Estados Unidos a las 23:45.

Fernández fue diputado del Frente para la Victoria entre 2001 y 2005 y luego ocupó una banca de Senador hasta 2011. En los últimos años, su relación con la familia Kirchner se enfrió hasta tal punto que no tuvo más participación en cargos públicos.

LEA MÁS  Gómez Centurión, en coma farmacológico por una complicada infección
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero