Política

¿La acusación de Pérez Corradi a Sanz fue una operación de Angelici?

Desde el radicalismo creen que es para bloquear su eventual ingreso al Gabinete. ¿Cómo es la interna dentro del Gobierno?

¿Fue algo interno? ¿Por qué esta estrategia? En el radicalismo consideran que la denuncia del detenido Iban Pérez Corradi contra Ernesto Sanz fue parte de una operación de inteligencia de un sector del Gobierno, donde habría más de un interesado en impedir que el mendocino ingrese al Gabinete, como se lo menciona cada vez que se analiza esa posibilidad.

Te puede interesar:

Según detalla el portal La Política Online, se sospecha de Daniel “Tano” Angelici, el presidente de Boca y operador del Gobierno en la justicia, con nexos en la ex Side, donde no sólo conoce a los viejos espías y metió funcionarios como el director de Finanzas, Juan José Galea, sino que es amigo del actual titular, Gustavo Arribas, a quien conoce de los negocios del fútbol.

LEA MÁS  Denunciarán a Cristina Kirchner por los regalos recibidos no registrados

“Es una barbaridad, una cosa descabellada. Eso mismo dijeron en 2010 en pleno juicio a Faggionato Márquez para apartarme de la causa en la que yo era fiscal acusador junto a Luis María Cabral”, se defendió Sanz.

Curiosamente sólo el Comité de la UCR porteña salió en su defensa, pero no hubo voces del Gobierno que desautorizaran a Pérez Corradi. Ni tampoco de su amiga, la diputada Lilita Carrió.

LEA MÁS  Provincia: empieza otro paro contra Vidal y sigue el conflicto docente

Sanz sabe que Angelici juega fuerte en Tribunales y por eso en diciembre se negó a ser ministro de Justicia. “No voy a ser el ministro para los medios, con Angelici caminando por Comodoro Py”, sostuvo el mendocino.

Elisa Carrió, socia del mendocino en el inicio de Cambiemos, empezó a denunciar a Angelici de ser el apretador de jueces en las sombras, pero Macri lo respaldó cada vez que pudo. “Es un disparate. No tengo operadores”, repetía con cara de poker.

LEA MÁS  Un jefe de la CGT confía que el paro "va a tener una fuerte adhesión"

Las últimas semanas de Sanz pusieron nervioso a los miembros del Gabinete, porque mientras su relación con los referentes de la UCR está cada vez peor, Macri lo sigue escuchando y su imagen aparece siempre como alternativa para reforzar su gestión.

Las visitas de Sanz a la televisión alentaron esa hipótesis, que de prosperar golpearía por igual a Angelici como a Marcos Peña, celoso coordinador de la comunicación oficial y principal consejero político del Presidente.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO