Sociedad

Garfunkel con denuncias penales y oculto en Miami, promociona a Victoria Vanucci

El ex socio de Sergio Szpolski se instaló junto a su familia en los Estados Unidos, donde tramita la residencia y apoya la marca de ropa interior de su mujer. ¿Cómo sigue su vida a nivel judicial?

Dice que se siente perseguido y que tuvo que irse de la Argentina víctima de las amenazas constantes que recibía su familia.

A principio de año, Matías Garfunkel juntó sus cosas y se instaló junto a su esposa y sus hijos a un lujoso piso en Miami, desde donde aseguró que se encuentra viviendo un “exilio forzoso”.

Según detalla la revista Notcias, en la Argentina, sin embargo, el empresario deberá explicarle a la Justicia que es una víctima porque aquí se le acumulan día a día nuevas causas judiciales.

El estallido del Grupo Veintitrés, los cruces con su ex socio Sergio Szpolski, el avance de la causa por contrabando de obras artísticas y la nueva denuncia penal de la AFIP en su contra son sólo algunos de los frentes con los que tiene que lidiar el millonario.

LEA MÁS  La dramática carta de la joven que denunció a rugbiers por abuso

Por estos días, Garfunkel tramita su residencia estadounidense. Su objetivo es no volver a pisar suelo argentino por lo menos en el corto plazo.

“Ya faltó a tres llamados a indagatoria. Puso todas las excusas y recursos posibles para ganar tiempo y logró llegar hasta acá. Pero después de la feria, no le va a quedar otra que presentarse”, contó una fuente vinculada a la querella de la causa en la que se lo investiga por presunto contrabando, que tramita en el Juzgado Penal Económico N 8, a cargo del juez Gustavo Meirovich.

LEA MÁS  Viajar tranquilo: lo que hay que tener en cuenta para saber si tu bicicleta es segura

El caso comenzó luego de que un ex abogado de Garfunkel, Adolfo Verra, le iniciara acciones para cobrar sus honorarios y le trabara un embargo sobre obras de arte que el millonario tenía en su casa de Belgrano. Poco después, esas piezas aparecieron en una subasta en la tradicional casa Christie’s de Nueva York.

En la última semana se sumó otro dolor de cabeza para el empresario ya que se enteró que el titular de la AFIP, Alberto Abad, impulsó una denuncia penal contra él y Szpolski en la que se los acusa de haber evadido los aportes laborales de los trabajadores de Grupo Veintitrés, el multimedios en el que ambos compartían acciones.

LEA MÁS  Crimen de las turistas francesas: este es el documental que el poder salteño quiere ocultar

Según figura en la denuncia, las empresas pertenecientes al grupo retenían los aportes previsionales de sus empleados en relación de dependencia pero no los depositaban.

Además, las sumas eran ingresadas o regularizadas en un plan de facilidades de pago superado el plazo legal para ello. Con estas maniobras, Szpolski y Garfunkel habrían podido evadir una suma que asciende a los 85 millones de pesos.

Durante estos meses se dedicó a promocionar la marca de ropa interior de su esposa Victoria Vanucci y aprovecha cada oportunidad que tiene para halagar sus atributos físicos. El millonario publica sensuales fotos de su mujer y la felicita por sus logros.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Luciana Báez contó que Néstor le decía a Lázaro qué casas debía alquilarle

La hija del emrpesario kirchnerista fue citada a declaración indagatoria y complicó aún más a su padre, quien alquilaba viviendas a la sociedad “Los Sauces”, perteneciente a la ex familia presidencial

DYN01, BUENOS AIRES, 07/07/2016, LUCIANA BAEZ EN LOS TRIBUNALES DE COMODORO PY. FOTO:DYN/ALBERTO RAGGIO. http://www.nexofin.com/archivos/2016/07/dyn01-1.jpg

Milani, a las piñas en la cárcel por una mayonesa

Tandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián GastiarenaTandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián Gastiarena http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/milani-1.jpg

El ex jefe del Ejército terminó a golpes de puño con un interno debido a que se negó a compartir una frasco de mayonesa que le había llevado su hijo