Inseguridad

“No me interesaba mi vida, lo único que me importaba era salvar a mi beba”

Lo dijo María Laura Grillo. Un ladrón se llevó su camioneta, en la que dormía su hija de 6 meses. Ella se colgó del vehículo pero cayó a los 20 metros, en Recoleta. La Policía lo cercó en San Telmo y rescató a la joven

Una increíble historia de inseguridad sufrió María Laura Grillo. Mientras charlaba con una amiga en la vereda, observó que su camioneta –que estaba estacionada a un metro suyo– empezaba a moverse.

Según detalla el diario Clarín, sin entender lo que ocurría, la mujer abrió la puerta trasera del vehículo para sacar a su beba de seis meses, que estaba durmiendo. Ahí se encontró con que había un ladrón sentado al volante. Le empezó a gritar para que frenara, pero el hombre aceleró.

Ella se aferró y fue arrastrada más de 20 metros, hasta que cayó de cabeza al asfalto mientras el delincuente escapaba con su hija, en plena Recoleta. La pesadilla duró 40 minutos. Finalmente gracias al GPS de su celular, la Policía logró localizar al asaltante, interceptarlo y rescatar a la criatura.

“Fue un infierno lo que viví. En el momento sólo quería sacar a mi hija del coche. No me interesaba mi vida, lo único que me importaba era salvar a mi beba. Yo estoy viva de milagro, porque caí de la camioneta en movimiento y terminé con 10 puntos de sutura en la cabeza y el cuerpo todo lastimado”, contó la mujer.

El episodio empezó minutos después de las siete de la tarde del viernes en Libertad y avenida Alvear en el barrio porteño de Recoleta, a metros de la Embajada de Francia. Finalmente el ladrón fue interceptado y detenido en Bolívar al 800 en San Telmo.

“Yo fui a buscar a mi hija más grande (tiene 5 años) a la casa de una amiga. Estacioné en la puerta mi camioneta (una Jeep Cherokee negra). Felisa estaba durmiendo es su huevito (silla de bebé), en el asiento de atrás. Estaba charlando a un metro de la camioneta cuando veo que se empieza a mover. Yo no vi al ladrón subir”, recordó la protagonista, todavía asustada.

“Cuando vi que la camioneta se movía, en un primer momento pensé que no había la había puesto en parking (la posición de freno de la caja automática), pero cuando abrí la puerta me encontré con el asaltante. Le empecé a gritar que frenara y me dejara sacar a la bebé. El tipo me miraba, pero nunca me habló”, aseguró Laura, que es diseñadora gráfica.

Siempre según el relato de la mamá de Felisa, en un primer momento el ladrón frenó al escuchar los gritos de la mujer. Pero entonces un vecino corrió a ayudarla y empezó a golpear los vidrios de la Cherokee. Fue entonces que el delincuente aceleró. Como el semáforo estaba en rojo, para poder escapar chocó a dos autos.

“Yo iba pisando el estribo, con la puerta abierta, tratando de desenganchar a mi hija del huevito. Pero la sillita tiene tantas trabas de seguridad que no pude. La camioneta hizo unos 20 metros y yo caí al piso de cabeza. Nunca perdí el conocimiento, pero era desesperante, porque en esos cuatro o cinco segundos que tardé en levantarme no llegué ni a ver para que lado se fueron”, dijo Laura a Clarín.

Enseguida vecinos fueron a socorrer a la mujer. “Graciela Alfano (la vedette), que justo pasaba por el lugar, se me acercó y me preguntó si la camioneta tenía algún sistema de rastreo satelital. Fue ahí que me di cuenta de que había dejado el celular arriba de la camioneta y se me ocurrió que lo podía localizar por el GPS del aparato”, recordó.

Laura empezó a preguntarles a los que se le acercaban si alguien tenía un celular marca iPhone como el suyo. “Justo se acercó un chico y me dijo que le diera los datos de mi teléfono y así, con una aplicación que comparten estos celulares, logramos saber por dónde iba el ladrón. En minutos, un montón de policías empezaron a seguirlos”, resaltó la madre de Felisa.

Según informaron fuentes policiales a Clarín, en un momento la camioneta pasó a gran velocidad por avenida Paseo Colón, a la altura de la Casa Rosada. En esa zona empezaron a perseguir al asaltante. “Mi marido estaba en mi casa. Lo llamé y se vino en moto en menos de 10 minutos. El se fue con los policías. Mi miedo era que en la persecución chocaran y le pasara algo a Felisa. Fue terrible la angustia que pasé”, explicó.

Finalmente la persecución terminó en la calle Bolívar, a metros de avenida Independencia, cuando unos 10 patrulleros lograron cortarle el paso al ladrón. El asaltante no tenía documentos. Los investigadores trataban de identificarlo y de constatar sus antecedentes.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Barcelona ganaba con gol de Suarez pero apareció Ramos y lo igualo a los 90′

El ex atacante de Nacional dice que el conjunto de Luis Enrique se está quedando con el Derby español en el Camp Nou. Mirá el gol del oriental

Causa Hotesur: allanan tres bancos en El Calafate

Los operativos, que encabeza la Gendarmería Nacional, se realizan ahora en las sucursales de los bancos Santa Cruz, Patagonia y Nación