Corrupción

Descubren más compras millonarias de los “socios offshore” del ex secretario de Néstor Kirchner

Una investigación del Miami Herald reveló operaciones por 65 millones de dólares que tomaron estado público tras los Panamá Papers

daniel_munoz

Un artículo del prestigioso diario estadounidense Miami Herald, acusa a Muñoz de haber formado un “imperio de bienes raíces”.

El artículo, firmado por Sohail Al-Jamea y Ali Rizvi (y escrito con colaboración del analista Andrés Oppenheimer), detalla las operaciones por USD 65 millones que involucran a Muñoz.

A continuación, el artículo completo:

¿De dónde sacó un hombre misterioso de Argentina casi $ 65 millones para gastar en ultralujosos condominios de Miami, departamentos en Nueva York y en centros comerciales del sur de la Florida?

Eso es lo que los fiscales argentinos quieren saber, sobre todo porque Sergio Todisco no parece tener una fortuna propia – y debido a que una vez actuó como director de una empresa offshore para un asesor del ex presidente Néstor Kirchner.

La controversia demuestra una vez más como los condominios de Miami atraen dinero secreto y potencialmente ilícito de todo el mundo.

Entre 2010 y 2015, las empresas de Florida registradas a nombre de Todisco y su ahora ex esposa, Elizabeth Ortiz Municoy, una agente de bienes raíces en Miami y Buenos Aires, gastaron alrededor de $ 21 de millones de dólares en condominios de lujo en algunas de las torres más conocidas del sur de la Florida , incluyendo Icon Brickell, St. Regis, Colonia Océano Turnberry, Apogee Beach y 900 Biscayne. La joya de la corona era una unidad de $ 10.7 millones y cuatrocientos dormitorio en el Regalia en Sunny Isles Beach. Las empresas luego vendieron la mayor parte de las propiedades.

Otras empresas en las que figuran Todisco y Municoy como oficiales invirtieron $ 30 millones en sucursales bancarias del sur de Florida y en una farmacia, así como en una unidad de $ 13 de millones de dólares en el majestuoso Plaza Hotel de Manhattan.

Sólo dos de las transacciones involucraron hipotecas, de acuerdo a los registros públicos, es decir que las otras operaciones se realizaron en efectivo.

En Argentina, las principales investigaciones de corrupción se arremolinan alrededor del ex presidente Kirchner, que murió en 2010, y su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, que posteriormente se convirtió en presidente. Ahora, un fiscal federal argentino ha abierto una investigación para determinar si Todisco y Municoy estaban lavando dinero para los asociados de Kirchner – o incluso los Kirchner en sí mismos, aunque todavía no son parte oficial de la investigación.

Por lo menos, hay pruebas de que Todisco y Municoy estuvieran comprando propiedades para personas que querían mantener su identidad oculta. “La situación fiscal de Todisco y Municoy revelada por documentos obtenidos [por la oficina del fiscal] hace que sea imposible asociarlos con las transacciones de millones de dólares realizadas en el exterior”, reza una queja presentada como parte de la investigación en el caso Todisco.

He aquí por qué la aplicación de la ley en Argentina es tan sospechosa: al mismo tiempo que Todisco estaba comprando condominios de lujo en Miami, actuó como el director del Black Gold Limited, una compañía offshore con sede en las Islas Vírgenes Británicas. El propósito declarado de Black Gold era “inversiones inmobiliarias” en los Estados Unidos, de acuerdo con documentos de la fuga masiva de archivos conocida como Panama Papers.

¿El dueño de la empresa? El secretario personal y amigo cercano, de Néstor Kirchner, Héctor Daniel Muñoz, que murió de cáncer a principios de este año, y la esposa de Muñoz, Carolina Pochetti.

Un abogado de Fernández de Kirchner no respondió a las preguntas y Pochetti no pudo ser localizado.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)