Entrevistas tuiteras

Entrevista a Javier Smaldone: cómo piensa uno de los tuiteros más picantes

Es famoso por su ácidos mensajes desde "mis2centavos". En diálogo con Nexofin, este programador cordobés habló de la política, las redes sociales y de la insólita amenaza que le envió Jorge Capitanich

mis dos

Por Julián Barbieri – @JBarbieri92

El vasto mundo de Twitter incluye una gran cantidad de estrellas “nativas”. Lejos de la fama en el mundo analógico, se van haciendo un lugar en la red del pajarito a fuerza de dos cuestiones básicas: tuitear mucho y ser originales.

Por supuesto, aquellos que escriben desde estas tierras cuentan con un importante punto a su favor: el día a día social y político de la Argentina les da mucho material. En ese contexto, sin embargo, hay que saber posicionarse. La famosa “grieta” se manifiesta de forma furibunda en Twitter y es difícil no quedar pegado a alguno de los lados. 

Leer más. Entrevista a Escuela de Peronismo, la cuenta que bloquean los funcionarios K

El usuario que aquí nos convoca, sin embargo, es uno de los pocos que ha logrado reunir seguidores de los dos bandos. Y lo ha hecho con las armas más nobles y más efectivas: el humor y la crítica. Estamos hablando de Javier Smaldone, el programador cordobés que tuitea desde el ya famoso @mis2centavos.

Más allá de sus 32 mil seguidores, el mundo tuitero lo conoce bien. La acidez y la incorrección política son dos ingredientes habituales en esta cuenta muy activa que, además, realiza una cruzada contra el voto electrónico. En diálogo con Nexofin, Smaldone habló de la política, opinó sobre las redes sociales y dio detalles de la insólita amenaza que recibió de parte de Jorge Capitanich.

¿De dónde surge el nombre “Mis 2 Centavos”?

“Estos son mis 2 centavos” es una expresión de uso corriente que significa algo así como “esta es mi opinión, este es mi pequeño aporte”. Ah, y también es el nombre del editorial de Kent Brockman en “Los Simpson”.

brockman

¿Cuántas horas le dedicás por día a la cuenta?

Por mi trabajo como programador y “sysadmin” (administrador de sistemas) paso muchas horas sentado frente a una computadora. Y, como no soy de pasar horas concentrado en algo, sino más bien de saltar de una cosa a otra, cada tanto leo y escribo algún tuit.

¿Recibiste amenazas por las cosas que subís?

Amenazas anónimas he recibido muchas, pero nunca les dí mayor importancia (y nunca tuvieron consecuencias). La única amenaza que recibí con nombre y apellido (y firma) fue una carta documento de Jorge Capitanich (cuando aún era Gobernador de Chaco), en la que me exigía retractarme por mis dichos sobre él. De no hacerlo, me amenazaba con iniciarme una demanda, pero le respondí pidiéndole que me precisara qué dichos lo habían ofendido o dañado y no tuve más novedades.

cartadocumento

Supongo que lo que le molestó fue que lo pusiera en evidencia, vinculándolo a las muertes de varios aborígenes qom en Chaco. #CapitanichAsesino fue TT un par de veces.

¿Hubo alguien que te ofreció plata para que dejes de escribir determinadas cosas o para que escribas otras?

No, nunca. Supongo que es porque quien me conoce un poco puede anticipar cuál sería mi respuesta a eso.

¿Cuál es tu principal crítica al kirchnerismo? ¿Y al macrismo?

Al kirchnerismo, el uso de causas y “banderas” nobles para construir poder y robar. Al macrismo, de momento, la falta de medidas de fondo y cierto autoritarismo que se deja traslucir, por ejemplo, en el proyecto de reforma electoral.

Es muy conocida en Twitter tu cruzada contra el voto electrónico. ¿Cuál es el principal riesgo de adoptar este sistema?

El principal problema es la pérdida de control por parte del votante. Al tener que enfrentarse a una computadora para emitir su sufragio, el votante no puede asegurarse de muchas cosas (de las que sí puede con boletas de papel, ya sean partidarias o “únicas”). En particular, el riesgo más grande es la falta de garantía de secreto del voto (¿cómo puede alguien parado frente a una computadora estar seguro por sus propios medios de que el sistema no lo está espiando o permitiéndole a un tercero hacerlo?).

El mundo desarrollado (que en gran medida ha probado sistemas de votación electrónicos) se aleja del uso de computadoras para votar, volcándose cada vez más a la boleta única de papel. La informática tiene mucho que aportar, pero en las etapas posteriores de escrutinio.

Este es un tema que me apasiona desde hace años. Quien quiera, puede ver lo que he escrito y publicado en mi blog.

¿Hubo algún tuit tuyo que generó una repercusión que te llamó la atención?

Ninguno que recuerde en particular. Sí me llamó la atención la reacción de Capitanich. Algo habré dicho…

¿Qué opinás de la llamada “corrección política”?

La corrección política y su hermana la “neolengua” (“1984”, de George Orwell) se han puesto de moda. Ya no se puede (no conviene, no es bien visto) llamar a las cosas por su nombre, y este es un logro del progresismo. Describir la realidad pasó a ser “estigmatizante”, y por lo tanto ahora todo es expresado públicamente en términos edulcorados y omitiendo aspectos que puedan ser considerados discriminatorios.

¿Militás o militaste alguna vez en algún partido político? ¿Tenés simpatía por algún color político?

Nunca milité en ningún partido político. Solamente durante mis años de universidad milité en agrupaciones estudiantiles sin alineamiento partidario. No, no tengo simpatía por ningún color político (y creo que cada día estoy más lejos de tenerla).

¿Qué es lo que más te gusta del universo Twitter?

La gran cantidad de información que se vuelca (que no siempre es cierta, pero que da la oportunidad de buscar, filtrar, refinar y encontrar muchas cosas). Y la posibilidad de responderle a gente a la que antes una persona común no podía (gobernantes, políticos, periodistas, formadores de opinión).

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO