Pokemon

Sin salir de casa: hackeá Pokemon Go para jugar desde casa

No importa cuánto esfuerzo pongan los desarrolladores para tratar de hacer salir a los "gamers" de sus casas: ellos siempre encuentran una manera de vencer el sistema

domingo 10 de julio de 2016 - 1:45 pm

Pokémon Go, la aplicación de Nintendo para smartphones que trata de que los jugadores salgan a la calle a “cazar” pokemon en las calles, enfrentándose incluso con otros jugadores, ha sido muy exitosa en crear increíbles encuentros entre jugadores (un chico en Estados Unidos incluso consiguió una cita gracias a la app), pero no todos tienen ganas de salir de casa.

¿Cómo engañar al juego para poder “movernos” por la ciudad sin salir de casa? La gente de Conéctica encontró la solución.

LEA MÁS  Instagram agregó una nueva función para los fanáticos de la música

trucos para pokemon go 2

Al tratarse de un juego que utiliza nuestra ubicación a través del GPS, siempre podemos engañarlo para que crea que estamos en otro sitio (aunque sea un cementerio). Para ello necesitarán una aplicación llamada Fake Location. Como su propio nombre indica, se trata de una aplicación en la que podemos cambiar en el GPS nuestra propia localización.

Qué hay que hacer

Primero deberán descargar e instalar la aplicación. Una vez instalada, la abren y les llevará a un mapa como si fuese Google Maps. Ahí solo tendrán que seleccionar la ubicación que desean y pulsar el botón “Start”. Si les apareciese una ventana, puede que le estén pidiendo que activen la opción para que la aplicación sea la predeterminada para simular la ubicación. Después, en los ajustes de su teléfono, deben ir al menú de Localización y seleccionar el perfil de “Sólo GPS”.

LEA MÁS  Si respondiste un test en Facebook sobre qué princesa de Disney sos, puede que hayas sido expuesto

Una vez realizado estos pasos, entran en el juego y verán que su personaje estará colocado en la ubicación seleccionada en Fake Location. De esta manera, podrán visitar lugares remotos para encontrar nuevos Pokémon o nuevos gimnasios.

COMENTARIOS