Cultura

Mitos porteños: la trágica historia que rodea la “Casa de los Leones”

En el barrio de Barracas se erige una residencia del siglo pasado que esconde uno de los más desdichados finales amorosos

leon2

Por Marina Márquez

Esta historia nos transporta al barrio porteño de Barracas, más precisamente a la Avenida Montes de Oca al 100, donde se encuentra la “Casa de los Leones”, la cual no escapa a las atrapantes leyendas urbanas que tiene nuestra ciudad.

A principios del siglo XX, en esta zona se aprovechaba el recurso natural del Riachuelo y se erigían construcciones rudimentarias donde se almacenaban diversos productos. Por ahí pasaba uno de los caminos más importantes que iban al puerto, conocido como “La calle larga”.

En ese camino, donde hoy se encuentra la avenida, Eustoquio Díaz Vélez construyó su residencia, una de las más cercanas al puente Gálvez, hoy llamado Pueyrredón. Su padre, del mismo nombre, participó de las luchas por la independencia, de la Revolución de Mayo y de las invasiones inglesas, y de ahí fue que heredó una gran fortuna.

La “Casa de los Leones”: habitantes muy particulares y una trágica historia de amor

Palacio Diaz Velez

Entre las extravagancias que se encontraban en la vivienda, lo más llamativo eran tres leones africanos que, de día, se encontraban en sus jaulas y, de noche, estaban sueltos por el jardín para cuidar el lugar.

Cuenta la historia que una de las hijas de Eustoquio se enamoró de un joven que también pertenecía a una familia de estancieros de muy buena posición económica. Todos estaban tan contentos con el noviazgo que la fiesta de compromiso contó con muchos invitados que disfrutaban de la fantástica noche hasta que algo interrumpió la velada…

Uno de los felinos se escapó sigilosamente de su jaula y en el momento en que el pretendiente le iba a pedir compromiso a su amada, el animal saltó por una medianera, se abalanzó sobre él y lo atacó. Todos miraban atónitos la situación mientras que Eustoquio se dirigió a su despacho, tomó una escopeta y desde la ventana mató a su preciada mascota.

Desgraciadamente, ya era tarde para salvar al joven, cuyo nombre sería Juan Aristóbulo Pittamiglio, según cuenta la leyenda popular.

Pero la desgracia no termina ahí, ya que sumida en una profunda depresión, su amada decidió quitarse la vida a los pocos días, en lo que se convirtió en una trágica historia de amor.

Luego de enterrarla, su padre se deshizo de los felinos pero, sin dejar de lado su pasión por ellos, decidió colocar monumentos en su jardín con figuras de leones, donde incluso una de ellas está atacando a un hombre, lo que representa lo que habría ocurrido en aquel tétrico festejo.

leon

Todavía hoy se pueden encontrar restos de jaulas y pasadizos en donde se albergaba a estos seres salvajes y, pese a que algunos alegan que la decoración se debe al estilo de la época, otros afirman que esto en verdad sucedió.

¿Mito o realidad?

Otra discusión surge acerca de la hija de Eustoquio Díaz Vélez, ya que pese a que muchos aseveran que existió, otros aseguran que tuvo sólo dos hijos varones y ninguna mujer, lo que echaría por tierra la historia completa.

Lo cierto es que, al quedar viuda, su esposa, María Escalada, vendió el Palacio y su gran parque al Estado en la década de 1930. Este terreno pasó a integrar la Casa Cuna y, actualmente, pertenece a la Fundación Vitra, para la capacitación de personas lisiadas.

Según dicen los huéspedes del lugar, por las noches pueden escucharse gritos y llantos, que rememoran el desdichado final de esta historia de amor que pasó a formar parte de uno de los mitos porteños que continúan construyendo intriga década tras década.

Casa de los Leones 1

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas

No hay caso: la Cámara Federal de Casación rechazó el pedido de Timerman y sigue en pie la causa de Nisman contra Cristina

La Sala I de dicho tribunal decidió rechazar el pedido del ex Canciller y deberá declarar el 19 de diciembre; es para definir si se reabre o archiva la denuncia del fallecido fiscal contra Cristina Kirchner y otros funcionarios