Policiales

Secuestraron a una familia tras salir de un country

El hecho ocurrió en Cañuelas. Las víctimas fueron un matrimonio y su nieta; se pagó un rescate de 15 mil dólares. Cinco horas más tarde fueron liberados en Ramos Mejía, La Matanza

Nuevo hecho de inseguridad en la provincia de Buenos Aires. Tres integrantes de una familia fueron secuestrados a la salida de un country de la ciudad de Cañuelas por una banda de ocho ladrones armados que se los llevaron cautivos en dos autos hacia Ramos Mejía y finalmente los liberaron unas cinco horas después en Monte Grande tras cobrar un rescate de unos 15 mil dólares.

Según detalla el diario Clarín, todo comenzó a la medianoche, en inmediaciones del Club de Campo La Martona, ubicada en el kilómetro 54,5 de la ruta nacional 205, a pocas cuadras de la autopista Ezeiza-Cañuelas, donde las víctimas –un hombre, una mujer y una nieta de ambos, de 17 años– habían ido a un cumpleaños familiar.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que en momentos en que estas tres personas iban a bordo de un auto de su propiedad fueron interceptadas por un grupo de ocho delincuentes armados que se movilizaban en dos vehículos.

“Ellos (por los secuestradores) estaban esperando la salida de un auto de acá del club. Desde la salida hasta la autopista hay unas ocho cuadras en las que hay lomos de burro. Y en uno de esos lomos, mi suegro frenó y lo interceptó un auto. Entonces, mi suegro intentó poner marcha atrás y lo interceptó otro auto desde atrás”, relató Analía, hija de la mujer secuestrada.

“Se bajaron cuatro personas de cada vehículo. Dos ellos tenían fusiles FAL. Le pegaron (al conductor), lo bajaron, lo pasaron al otro auto y se subieron al de él, donde estaban mi mamá y mi sobrina”, puntualizó Analía.

Tras la captura, comenzó la “recorrida” de los secuestradores, que al descubrir que las víctimas se domicilian en las localidad de Ramos Mejía, partido de La Matanza, se dirigieron hacia allí.

La mujer precisó que apenas su cuñada recibió el primer llamado extorsivo dieron aviso al 911 y luego comenzaron las negociaciones con los secuestradores.

“Mientras tanto, ellos (por los delincuentes) iban y venían de Ramos Mejía a Cañuelas por autopista y Camino de Cintura. Pasaron por peajes, cargaron nafta y en un momento se separaron y se llevaron a mi sobrina sola”, recordó.

Analía señaló que las negociaciones se hicieron con su hermano que estaba en Ramos Mejía y que “el pago del rescate fue organizado” por los secuestradores en un trato que tildó de “muy cordial”. La causa está a cargo del fiscal federal de Morón, Sebastián Basso.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

No hay caso: la Cámara Federal de Casación rechazó el pedido de Timerman y sigue en pie la causa de Nisman contra Cristina

La Sala I de dicho tribunal decidió rechazar el pedido del ex Canciller y deberá declarar el 19 de diciembre; es para definir si se reabre o archiva la denuncia del fallecido fiscal contra Cristina Kirchner y otros funcionarios

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió la liberación de Milagro Sala

El organismo internacional juzgó “arbitraria” la detención de la líder de la Tupac Amaru y reclamó su “libertad inmediata”; a través de Cancillería, el Gobierno informó que “tomó nota”