Televisión

Superdomingo: quién ganó la pelea por el rating

Una entrevista a la ex presidenta, el regreso de Jorge Lanata y Susana Giménez y Luis Majul dialogando con Leonardo Fariña se batallaron por la atención de los televidentes

rating

Con Jorge Lanata y Susana Giménez peleando cabeza a cabeza, el Superdomingo de la televisión contó con cuatro platos fuertes: por un lado, entrevistas a Leonardo Fariña (América) y a Cristina Kirchner (C5N); y por el otro el regreso de Jorge Lanata (El Trece) y Susana Giménez (Telefé).

Si bien el termómetro no se estabilizó durante las transmisiones y los televidentes circularon de un canal a otro, puede destacarse la medición alta de Susana, que llegó a los 21 puntos de rating, marcando el pico de la noche.

Luego se ubicó Jorge Lanata con su esperado Periodismo Para Todos (PPT), que comenzó promediando los 15 puntos para luego ir reposicionándose y sumando hasta llegar a marcar picos de 20 puntos.

Mientras habló Cristina Kirchner, la Diva le ganó a Lanata por poco margen. En ese lapso, Telefe marcó 17,6 puntos de rating de promedio mientras que Periodismo Para Todos, por El Trece, hizo 16 puntos.

El tercer lugar quedó para Roberto Navarro con su entrevista a Cristina Fernández de Kirchner, que llegó a marcar más de 8 puntos de rating, es decir, 800.000 personas sintonizando el canal de noticias. Se trata de un récord para el programa de Navarro, teniendo en cuenta que es transmitido por un canal de cable.

Muy cerca estuvo también Luis Majul que, cuando los cuatro programas coincidieron al aire, promedió los 7 puntos por América, pero que alcanzó picos mayores hasta que comenzó PPT.

Te puede interesar

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados