Crisis en Venezuela

Venezuela y su desastre económico: sin comida ni remedios, así se vive cada día

Algunas cosas se consiguen en el mercado negro –llamado “bachaqueo”– a precios multiplicados por diez o más que los que fija el Gobierno

La crisis en Venezuela sigue creciendo. Las personas sufren para conseguir insumos y la situación no parece mejorar en la tierra de Nicolás Maduro.

Según detalla el diario Clarín, el país tiene la inflación más alta del mundo y el PBI por debajo del de Nigeria. Aquí llenar un tanque de nafta de treinta litros es más barato que comprar una botella de agua.

Si es que el agua está disponible para la venta, porque lo cierto es que por estos días lo que no hay es comida para todos. Tampoco hay productos de limpieza ni de higiene personal.

Algunas cosas se consiguen en el mercado negro –llamado “bachaqueo”– a precios multiplicados por diez o más que los que fija el Gobierno. El “no hay” es como el graffiti de la ciudad.

El ingreso de Venezuela depende del petróleo, cuyo valor está por el piso. Mientras entre 2013 y 2014 el barril se vendía a 100 dólares, hoy está en 40: el precio más bajo en doce años. El bolívar, moneda nacional, ha caído de forma estrepitosa.

El Estado no tiene plata para comprar materia prima y entregarla a las empresas –muchas de ellas expropiadas por el chavismo– para que elaboren los productos. Las empresas, por su parte, tampoco hicieron mucho para abastecer a la población: no sembraron, no invirtieron.

Para conseguir harina pan (o mantequilla o desodorante) hay que recurrir al bachaqueo, el mercado ilegal. Los bachaqueros no están en la calle ni en sus casas, y a veces no tienen, siquiera, nombre. Los bachaqueros están en las redes sociales: grupos cerrados en Facebook o en WhatsApp.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34