Corrupción

Denuncian por lavado al jardinero de los Kirchner y lo vinculan al narcotráfico

La Procelac detectó un entramado de sociedades comerciales organizada para defraudar al Estado, con domicilios sospechosos y personas que no cuentan con antecedentes comerciales

barreiro_jardinero_k

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) presentó una denuncia ante Justicia federal de Rosario para que se investigue a Ricardo Barreiro, el empresario K más conocido como el jardinero de la familia Kirchner, de quien se sospecha integra un conglomerado de empresas que lavarían millones a través de supuestas exportaciones.

La Procelac radicó su denuncia tras completar un análisis exhaustivo sobre las áreas de investigaciones contra el Narcotráfico y Control Aduanero de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos), utilizando también datos aportados por la Unidad de Información Fiscal (UIF).

Según la denuncia de la Procelac, el jardinero K podría ocultarse para defraudar al Estado detrás de “un grupo familiar de personas jóvenes y sin antecedentes comerciales, con un perfil económico que no justificaría los montos de las operatorias realizadas en apenas tres meses del año pasado”, entre agosto y noviembre de 2015.

La Procelac requirió que se investigue a Frutos del Oeste SRL, Finca Los Aromas SRL, Indofrut SRL y Comercializadora de Cuyo SRL; también, a tres hombres de apellido Siboldi -Sergio Martín, Sergio Luis y Ramiro Raúl-, a Flavio Ayelén Albornoz, Justo Faustino Domínguez, Gloria Escobar, Selene y Carlos Vespuccio, y a la ex concejal peronista de Villa Gobernador Gálvez, María Carmen Murabito.

Conocido como “el jardinero” de los Kirchner -en realidad fue cuidador de la residencia familiar en El Calafate-, Barreiro acumuló durante los últimos años diversos títulos y puestos públicos, hoteles, restaurantes y empresas de transporte en Santa Cruz y en Tucumán. También sus hijos se unieron al círculo de los Kirchner. Pablo se convirtió en asistente personal de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su otro hijo, Sebastián, trabajó como policía junto con la custodia presidencial.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La interminable feria judicial argentina: uno de los recesos más extensos en el mundo

El período de suspensión de la actividad es uno de los más extensos: 45 días en el año. Todo el mes de enero y dos semanas en julio. ¿Cómo es en otros países?

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/feria.jpg

En la mira: los Kirchner tenían como clientes de su inmobiliaria a todo su entorno

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/k-4.jpg

La Justicia sospecha de ellos y de los movimientos de dinero que realizaron la cual es investigada por la Unidad de Investigación Financiera (UIF)