Salud

¿Cómo impacta la menopausia en la piel?

La disminución de la producción de hormonas provoca cambios en el organismo y comienzan a hacerse evidentes a través de diferentes síntomas

La menopausia es la fecha en la que se registra el cese de la menstruación y ocurre normalmente cuando una mujer está alrededor de los 50 años, aunque puede suceder antes, dependiendo de cada persona.

La genética tiene una fuerte influencia en determinar la edad, y en establecer el inicio de los primeros síntomas o el inicio del climaterio, que es el período general en el que se dan los cambios hormonales.

En relación a cómo afecta este ciclo en la piel, el dermatólogo, Sergio Escobar (M.N 72393), explica: “Durante esta etapa se desaceleran las funciones hormonales y el proceso de envejecimiento natural de la piel se precipita.

Entonces se pierde tonicidad, turgencia y tensión. La piel está más flácida, y eso se ve en el contorno de la cara, en las mejillas, las comisuras, en distintas áreas del rostro, y también en el cuello y el escote”.

LEA MÁS  ¿Cuál es la postura correcta para sentarse?

La disminución de la producción de hormonas provoca cambios en el organismo y comienzan a hacerse evidentes a través de diferentes síntomas.

“En este proceso, una de las hormonas que se ve afectada, es la DHEA (Dehidroepiandrosterona), que tiene un rol muy importante porque regula las funciones de tonicidad y de distribución de la grasa en el cuerpo y en la piel. Estos cambios también se evidencian en la pérdida de calcio en los huesos; el tejido adiposo se redistribuye, y aunque la mujer no aumente notablemente de peso, la grasa debajo del abdomen y de las caderas aumenta; la celulitis puede presentarse más marcada; hay retención de líquidos, lo que origina edemas en las piernas, entre otras consecuencias”, señaló.

LEA MÁS  Chau flotadores: cómo enfrentar la adiposidad de la espalda

“La reducción de la DHEA, a su vez, induce al aumento de las hormonas FSH y LH, que son las que causan el afinamiento de la piel, entre otras cosas. Mientras que el aumento de las gonadotrofinas producen los conocidos calores. La mujer se sofoca, y a veces, si la persona tiene una tendencia a la rosácea, vienen acompañados de sudoración”, dijo el Dr. Escobar y agregó: “La sequedad en la vagina, la pérdida de cabello, y la alopecia post menopausia, son otros signos visibles de este ciclo”.

Respecto al cuidado de la piel en esta etapa, el Dr. Escobar indicó: “Hay una tendencia mundial en estética que se denomina “Skin Quality”, que quiere decir “calidad de la piel”. Es elemental para cuidar y mantener la vitalidad de la piel, usar los productos adecuados. Como dermatólogos, debemos tratar de reemplazar, sin usar hormonas, lo que le falta a nuestras pacientes, mejorando la densidad y la tonicidad de la piel y homogeneizando el tono. Las mujeres tienen que acompañar y disfrutar este período en sus vidas, y no padecerlo”.

LEA MÁS  Power walking: la alternativa al running

Sobre el impacto de la desaceleración hormonal en la piel, Vichy Laboratories desarrolló Neovadiol Complejo Sustitutivo, una nueva fórmula que reactiva la juventud y el confort de la piel durante la menopausia y compensa los efectos visibles de esta etapa como la densidad, tonicidad y elasticidad.

En el marco del lanzamiento de esta nueva línea, se llevó adelante un Estudio Cosmetoclínico, encabezado por el Doctor Sergio Escobar, que contó con la participación de 50 seguidoras de la marca que forman parte de esta experiencia y probarán este innovador producto.

Fuente: Entremujeres

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Siguen los cortes: 20.000 usuarios sin luz en Capital y el conurbano

Según los datos oficiales, un total de 15.389 clientes de Edesur sufrían dificultades en los barrios porteños de Flores, Caballito, Boedo, Parque Chacabuco y San Cristóbal

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/corte-1.jpg

Filtran un nuevo audio de Nisman: “Aunque quieran matarme, esto no tiene retroceso”

alberto-nisman_0 http://www.nexofin.com/archivos/2016/05/alberto-nisman_0.jpg

La transcripción del diálogo de agosto de 2014 forma parte de Memorándum, el nuevo libro de Berliner