Policiales

El confort de un supuesto capo narco de la villa 31: plasmas, hidromasajes y aire acondicionado

Por orden del juez federal Ariel Lijo, se realizaron varios allanamientos en Retiro. Detuvieron a 13 personas y se secuestraron drogas y armas

narcotrafico

Detectives de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) hicieron un allanamiento a pocos minutos de las 6 en la villa 31 de Retiro. Buscaban a Bladimir Morán Joyo, un supuesto capo narco peruano sindicado como uno de los líderes de la droga en el asentamiento e investigado por homicidios y ajustes de cuentas vinculados con el narcotráfico.

No encontraron a quien buscaban, pero sí elementos que denotaban la buena vida que el hombre se da, en contraposición a la pobreza que rodea el lugar: seis pantallas de plasma, un baño con hidromasaje y un equipo de aire acondicionado. En los armarios había varios pares de zapatillas de primera marca.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal Ariel Lijo. Se trata de una investigación de la que también participa el fiscal Jorge Di Lello y su equipo de colaboradores. En los operativos fueron detenidas 13 personas.

Según fuentes de la causa, en la villa 31, la banda narco es comandada por familiares Morán de la Cruz. Los detectives de la División Homicidios y de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal tenían la orden para capturar a Morán Joyo, conocido como “Cabecita”, uno de los hijos de “El Loco César”, que se suponía vivía en la casa donde encontraron los plasmas y el hidromasaje.

“Morán Joyo no fue localizado en la vivienda, en la que se está construyendo un tercer piso, pero sí fue detenida su madre, Zoila Joyo Chiquitaquiri, que está vinculada a la causa de drogas”, dijo a LA NACION una fuente policial.

En la casa allanada, situada enfrente de la casa 46 de la manzana 102, había rastros de “Cabecita” por todos lados: apenas se pasaba la puerta de entrada, protegida por una reja, se podía ver un tapiz color crema del club de fútbol Universitario de Perú que tenía tejido el nombre “Bladimir”. En la habitación de la planta había una foto con el sospechoso con su pequeña hija en brazos.

Del inmueble los investigadores se llevaron más de 17.000 pesos en efectivo, una decena de teléfonos celulares y una notebook, aparatos que serán peritados.

También se detuvo a una mujer de nombre Marta, que se sospecha era la proveedora de la droga que la organización vendía al menudeo. Los uniformados secuestraron al menos tres armas, droga y chalecos antibala.

Además del comercio de drogas en la villa 31, los sospechosos son investigados por los homicidios de cuatro personas. En uno de los hechos, ocurrido en enero pasado, fue asesinado un joven de 18 años, consumidor de pasta base que le habría robado estupefacientes a la organización.

El informante agregó: “En otros dos homicidios, las víctimas también estuvieron cautivas en casillas usurpadas por integrantes de la banda donde fueron mutilados y torturados para luego asesinarlos a sangre fría en los pasillos de la villa”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Jugada K en la Justicia: desplazaron de Casación a los jueces Borinsky y Hornos

Ambos magistrados formaban parte de la Sala I de Casación Penal, un tribunal que tiene varias causas que irritan al gobierno kirchnerista

Incendio en un edificio de Palermo: dramático rescate de un bebé en un balcón

Cuatro dotaciones de bomberos y más de 50 ambulancias del SAME trabajan en la Av. Santa Fe al 3700. donde el siniestro ya fue controlado pero todavía quedaban personas por ser rescatadas