Salud

Todo lo que tenés que saber sobre la gastritis

La mayoría de las veces los afectados van a la farmacia, compran un medicamento sin receta y lo toman. Pero si las molestias persisten por más de dos semanas o aparecen de repente, hay que ir al médico

Información importante en materia de salud. La gastritis es una enfermedad silenciosa que luego de que está avanzada le genera a la persona dolores intensos, vomito y sangrados severos.

Según detalla el diario Perfil, la mayoría de las veces los afectados van a la farmacia, compran un medicamento sin receta y lo toman. En muchas ocasiones alcanza con eso. Pero si las molestias persisten por más de dos semanas o aparecen de repente, hay que ir al médico.

En general, se busca diferenciar entre una gastritis aguda y una crónica. La aguda es provocada por el alcohol o determinados medicamentos y suele durar poco. La gastritis crónica es distinta: al principio no presenta síntomas, pero se va desarrollando silenciosamente.

Las señales de alarma pueden ser, además de los dolores de estómago, flatulencias, mal aliento y una sensación de empacho. Las gastritis crónicas se dividen en tipo A, B y C. Las más frecuentes son las de tipo B y son provocadas por una bacteria del estómago que se llama Helicobacter pylori.

Las personas que tienen cambios avanzados en sus mucosas deberían someterse a controles periódicos ya que, en determinadas circunstancias, pueden tener un mayor riesgo de sufrir de cáncer de estómago. Cuanto antes se detecten los tumores, mayores son las posibilidades de sanación.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro