Salud

Si sos alérgico, tené en cuenta estos consejos para convivir con una mascota

Si sos amante de los animales pero padeces estas molestas reacciones, tendrás que tener ciertos cuidados a la hora de compartir el hogar con estos simpáticos seres

alergia-a-las-mascotas

¿Sos alérgico pero amás a las mascotas? Es una combinación difícil, pero existen formas de alivianar este molesto malestar que puede afectar nuestra piel, ojos o vía respiratoria.

Para eso, es importante tener en cuenta una serie de consejos:

1- Máxima limpieza

Es preferible pasar la aspiradora a barrer. No dejar ninguna tela al alcance del perro ya que los epitelios que son responsables de la alergia se fijan con facilidad a ellas.

2- Evitar que el perro entre en la habitación de la persona alérgica.

Es importante que dentro de casa dispongamos de un “ambiente limpio” de alérgenos. Por una parte para que si estamos en mitad de una crisis alérgica tengamos un lugar donde reponernos y por otra porque si de 24 horas, podemos pasar al menos 8/9 horas libres de alergia, esto supondría una gran mejora y ayuda para nuestra salud.

Si la mascota pasa a la habitación, es importante retirarlo de forma tranquila y evitar que se ponga más nervioso y se ponga a correr dentro del lugar.

3- La persona alérgica no debe manipular los colchones del perro, o realizar las tareas de limpieza.

Lo ideal es que no esté en casa mientras se hace todo esto o que se encuentre en la habitación o “ambiente limpio”.

4- Un complemento perfecto para la casa en estas circunstancias es un purificador de aire. Son unos aparatos eléctricos que con un filtro que limpia y desinfecta ayudan a mejorar la calidad del aire que respiramos en espacios cerrados.

5- Lo mejor es que nuestro perro no suba al sofá.

Para eso es importante educarlo desde el comienzo y si lo hace indicarle que se baje y premiarlo. Para que sepa a dónde sí se puede subir, hay que felicitarlo cada vez que lo haga en el lugar correcto.

Es necesario sacudir el colchón a diario y lavar la funda al menos una vez a la semana. Cuando no estamos en casa, es mejor cubrir el sofá con una sábana o similar, así mientras el perro aprende a no subir incluso estando solo, lo tendremos protegido. Cuando lleguemos a casa, quitamos la sábana y seguimos premiando cuando se tumbe en su colchón.

También es muy importante sacudir la sábana cada día y lavarla al menos una vez por semana.

Si regañamos, gritamos o castigamos a nuestro perro por entrar en la habitación o subir al sofá, lo único que conseguiremos será elevar su nivel de estrés y esto implica que desprenda más epiteliales.

Con respecto a la mascota:

1- No es buena idea jugar con el perro de manera efusiva dentro de casa, ya que supone que suelte más pelo y esto conlleva que desprenda más epitelios.

2- Antes de entrar en casa, después del paseo de la tarde, es recomendable un cepillado.

3- No bañar al perro en casa, nunca conseguiremos secarle del todo y frotarle provocará que vaya esparciendo epitelios por todos lados.

5-  Debemos lavarnos las manos después de tocar al animal, sobre todo antes de llevarlas a la cara, ojos, nariz, etc.

6- Alimentación rica en Omega-3 y Omega-6 para el gato. Ayuda a que tenga el pelo hidratado y evita la dispersión del alérgeno a través de la caspa, reduciendo la alergia.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri pidió dejar la idea de “cambio mágico”: “Si tomamos un atajo, nos vamos a dar la piña”

El presidente de la Nación ofreció una conferencia de prensa tras el “retiro espiritual” con su gabinete en Chapadmalal y llamó a “manejar la ansiedad”

La Justicia jujeña confirmó la detención de Milagro Sala

Los jueces ratificaron la prisión preventiva para la líder de la Tupac Amaru por peligro para los testigos, por posibles actitudes intimidatorias