Detención de Pérez Corradi

A la espera de una definición, Pérez Corradi solo se siente seguro en su celda

El lugar fue acondicionado especialmente para él. Es espaciosa y cuenta con baño privado. Además, el detenido recibe a familiares y abogados

Mientras define su futuro, Ibar Pérez Corradi vivió las últimas 72 horas de manera intensa. Ayer se lo notó nervioso en los tribunales de Asunción (Paraguay), porque su estrategia judicial -sostienen desde su entorno- avanzó sobre situaciones familiares que lo incomodan.

Según detalla el diario La Nación, el imputado se llevó de ese despacho su prisión preventiva y la orden de permanecer en su celda de las Fuerzas de Operaciones de la Policía Especializada (FOPE), el único lugar de esta ciudad en el que Pérez Corradi dice sentirse seguro.

LEA MÁS  Panamá Papers: la UIF no encontró evidencias de lavado contra Macri

El lugar, que no funciona como penitenciaría, fue acondicionado especialmente para alojarlo en una celda espaciosa con baño privado. Será su “residencia” durante los días que todavía le quedan en Paraguay.

La FOPE soluciona su principal preocupación: la seguridad. “Tengo miedo. Llevame a un lugar seguro”, fueron las primeras palabras que hilvanó Pérez Corradi ante las autoridades paraguayas, al cruzar la frontera brasileña.

LEA MÁS  Para Garavano, "el juicio político no es la forma de remover" a Gils Carbó

Su familia también recibe protección policial. Gladys Delgado Brítez, la mujer paraguaya con la que tuvo dos hijos en la clandestinidad, lo visita a diario.

Desde que su marido fue detenido en el allanamiento de su casa familiar de Foz de Iguazú, ella sostuvo que nunca supo la verdadera identidad de Pérez Corradi.

LEA MÁS  Denuncia de Nisman: quiénes son los dos abogados designados por CFK

Alegó conocerlo por uno de los dos apellidos falsos que utilizaba para moverse en la Triple Frontera, argumento que también puede servirle para desligarse de responsabilidades legales, como un posible encubrimiento.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO