La ruta del dinero K

Sorpresa: por primera vez, Martín Báez visitó a su padre en la cárcel

El encuentro entre ambos fue el sábado 11, pero trascendió en las últimas horas. ¿De qué temas conversaron? ¿Cómo sigue la causa contra el empresario?

Una verdadera sorpresa en el caso de Lázaro Báez. Por primera vez, Martín Báez se acercó a la cárcel a ver a su padre y estuvo allí durante dos horas.

Según detalla el diario Clarín, el encuentro se generó después de la carta que escribió el empresario afirmando que vio en la quinta de Olivos al juez Sebastián Casanello esperando para reunirse con Cristina Kirchner. La decisión sorprendió a la defensa y su hijo no omitió el tema durante la conversación.

En el inmenso salón con mesas y sillas metálicas, permanecieron durante dos horas. Charlas familiares, las de rigor sobre la salud sobre todo el empresario K.

Eso sí, ambos se encontraron mucho más delgados. Lázaro visiblemente desmejorado después de dos meses detenido, continúa con controles médicos, sus parámetros no logran mejor: es diabético, tiene problemas de tensión alta y una arritmia.

Todo transcurrió el sábado, porque a Báez le cambiaron dos veces los días de visita. Se realizó en un horario regular, de 10 a 12.

De todas formas existió un intento previo de verse. Hace diez días quisieron reunirse en Comodoro Py cuando Lázaro tuvo la audiencia con los integrantes de la Cámara. Martín esperó una hora y media en el tercer piso ese día para ver a su padre, pero por falta de acuerdo entre el sistema penitenciario y la Justicia, no lograron reunirse.

Martín y su padre coinciden en algo: No quieren que Leandro Báez (“Leo”, como lo llaman en la intimidad de la familia), sea citado a declarar, temen por lo que pueda decir. A 3.000 kilómetros el menor de los hijos varones se muestra despreocupado al respecto, “va a decir todo lo que el padre aún no se anima a decir”, repiten sus allegados.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre